Región:
Argentina
Categoría:
Personajes
Article type:
Informados

Porchetto festejo 45 años con la música junto a las glorias del rock

Región:
Argentina
Categoría:
Personajes
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Verónica Janowicz
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Raúl Porchetto celebró en el escenario con invitados de lujo: Charly García, Nito Mestre y León Gieco, Juanse, María Rosa Yorio, Willy Iturri, Lito Vitale, Sandra Mihanovich y hasta Palito Ortega, compartieron el festejo por los 45 años con la música

Todo indicaba que iba a ser una noche soñada para quienes llevan en su corazón el rock nacional de los años 70 y 80 y sobre todo para los más románticos que seguramente bailaron algún lento o se llenaron de emoción con las letras de Raúl Porchetto que deambulan siempre entre los ángeles, la paz, el sol y los duendes.

El repertorio del recuerdo del cantautor se mezcló entre su simpatía y simpleza cada vez que algo sucedía que lo sacaba de su estructura y cada vez que agradecía un bravo!, genio! y hasta un te quiero! gritado por el público.

Reina Madre, Metegol, Che pibe vení votá, Algo de paz y bailando en las veredas, además de sus nuevas canciones y de las antíquisimas de Porsugieco llenaron de nostalgia.

Pero la sopresa de la noche, fue que como si se tratara de una galera de mago, fueron apareciendo muchos de los genios que cantaron y tocaron con él.

Primero apareció entre el público El actor y actualmente también músico Facundo Arana que sorprendió con su saxo para dar inicio al show. Luego el baterista Willy Iturri, Lito Vitale y Sandra Mihanovich, compartiendo todos con Raúl, una diferente canción.

Sentado en el umbral de Dios fue un momento único al ser entonado con Nito Mestre.

Después varios temas con León Gieco, Juanse, María Rosa Yorio y bailando en la vereda con nada menos que Palito Ortega al hacer un homenaje a Sandro que también estuvo presente desde el cielo.

Y el final menos esperado y más soñado. Un momento único y hasta quizá histórico en donde se juntaron todos para cantar Algo de paz, con el magestuoso Charly García que sentado en un costado intentó entonar algunas estrofas y hasta después de dos bis, revolió el micrófono para no perder sus conocidas costumbres.