Región:
Europa
Categoría:
Sociedad
Article type:
Opinión

La guerra contra ISIS tuvo otro capítulo en Francia

Región:
Europa
Categoría:
Sociedad
Article type:
Opinión
Autor/es:
Por Hanna Woysław
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Nos guste o no, estamos involucrados en una guerra que se desarrolla en el mundo musulman. Desde en primero de enero de este año, el mundo ha sufrido, incluyendo el de ayer, 30 ataques terroristas, de los cuales 19 ocurrieron en territorio musulmán

Si pudieramos, ahora, a unas horas del ataque terroristico en Niza, solo concentrarnos en los hechos diriamos que un cuidadano de nacionalidad francesa de origen tunecino, de 31 años, casado, con tres hijos, anoche a bordo de un camión de 18 toneladas embistió a los participantes de la celebración de la Toma de la Bastilla, fecha Patria en Francia, famoso 14 de julio en todo el mundo.

Durante dos kilometros, después que ingreso a una zona de restringido movimiento vehicular, informando a los policias que cerraban el Boulevard de los ingleses que debía ingresar por que llevaba helados, arrasó con los peatones que encontraba por el camino, circulando en zigzag para poder matar a más gente. Durante dos kilómetros policías y civiles, intentaron detenerlo, disparando a la cabina, al vidrio del lado del conductor. Su viaje de terror terminó cuando el agresor paro el vehículo, tomo un arma corta de la cabina, y bajo para comezar a disparar contra las personas que se encontraban cerca. Ahí fue abatido por las fuerzas de seguridad. Nos concentraríamos en las cifras, 84 muertos, mas de 100 heridos, de los cuales mas de 50 son niños internados en este momento en el hospital de Nińos de Niza. Más de 11 de ellos en estado crítico. Hablariamos que hace segundos fue evacuado el aeropuerto de Niza, por que las fuerzas de seguridad encontraron una valija abandonada. Todo ahora despierta miedo.

Diriamos también que en el camión se encontraron armas de fuego de bajo y alto calibre, y algunas granadas.

Estos son hechos, concretos y palpables. Pero en toda esta situación lo más importante es lo que no se ve, lo que se deja de lado en las relaciones periodísticas por que no da el tiempo.

Y lo que se ve es que, nos guste o no, estamos involucrados en una guerra que se desarrolla en el mundo musulman. Desde en primero de enero de este año, el mundo a sufrido, incluyendo el de ayer, 30 ataques terroristas, de los cuales 19 ocurrieron en territorio musulmán. Cifras. Pero en este caso importantes, por que muestran que musulmanes matan musulmanes en sus propias calles, lugares sagrados, en sus casas. Son ellos las primeras víctimas. Y eso porque se está desarrollando una lucha interna que abarca todo el mundo. Es mucho más que matar infieles. Es decidir donde estará en el futuro el centro del poder. O por lo menos lo que ellos suponen que es el poder.

Hace tres meses ISIS realizó un llamado a todos sus simpatizantes en tierras francesas: golpen no importa como ni cuando, solo ataquen. Y seguramente está es la reacción a ese llamado. Porque cuando pensamos y analizamos como se realiza un ataque terrorista, pensamos en toda una maquina al servicio de aquel que va a inmolarse en nombre de Ala o de su propia locura. Pero ahora no es así, son individuos solitarios, que sirven a la idea. Pero por más irónico que pueda parecer, en esta desgracia hay también una punto claro: las fuerzas no solo francesas, si no todos aquellos gobiernos que se han decidido luchar contra el ISIS, han logrado apartar a los terroristas de sus fuentes de financiación, de sus proveedores, por lo cual no son capaces en este momento de armar un ataque como todavía podían hacerlo hace unos meses. Y es que en este camión no había explosivos, algo que siempre encontrabamos en este tipo de ataques, no volo todo por el aire dajando no 84 muertos, sino cientos. Fue desde este punto de vista, un ataque amateur. Eso por supuesto no cambia el dolor de la perdida de aquellos que hoy se han quedado solos, de los padres sin sus hijos. Mucho dolor en nombre de una ideología, que no entendemos ni aceptamos y es así, por que nuestra mente no tiene esa capacidad de análisis.

Pero no debemos olvidar que aquellos que se deciden a atacar a otros, están educados en un sistema, que desde niños les enseña que la vida no tiene valor y se los muestra por televisión todo el día (existen cadenas de tv en los países musulmanes cuya programación está dedicada a mostrar, alabar y glorificar este tipo de acciones) Nosotros en nuestro mundo, intentamos que nuestros niños crezcan felices, realicen sus pasiones, hablen 3 idiomas y vayan a varias universidades. Ellos a sus hijos les enseñan que la vida no vale nada, y el sacrificio es el único camino posible. ¿Podemos luchar con ellos? Si. ¿Podemos vencer? No creo, es más, me atrevería a decir que no.

¿Cual es entonces la solucion? Esa pregunta es la intentan que contestar especialistas y gobiernos de todo el mundo. Con resultados más o menos palpables. Pero lo cierto es que hoy por hoy, el miedo ha entrado en nuestro mundo, se ha puesto muy comodo en el salon principal y ni sueña con irse. Ese es el tiempo que nos toca vivir y tratar de entender.