Región:
Argentina
Categoría:
Tango
Article type:
Enfoques

Emotivo homenaje a Troilo en el día del bandoneón

Región:
Argentina
Categoría:
Tango
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Juan Pablo Guerri
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Anibal Troilo fue como la síntesis de todos los bandoneonistas. Podríamos sólo hablar de sus composiciones, podríamos sólo hablar de él como instrumentista, o sólo como director de orquesta, o quizás como el gran seleccionador de voces para su orquesta

El día del bandoneón deja atrás cualquier idea de recurrir a la historia lejana y pensar en algún alemán. El verdadero creador del bandoneón o quizás del alma del bandoneón es Aníbal Carmelo Troilo y hoy se realizó a Pichuco, y al “fueye”, la “jaula”. Jaula que esconde sonidos indescifrables pero que son la sustancia del tango, el bandoneón mayor de Buenos Aires. Troilo fue como la síntesis de todos los bandoneonistas. Podríamos sólo hablar de sus composiciones, podríamos sólo hablar de él como instrumentista, o sólo como director de orquesta, o quizás como el gran seleccionador de voces para su orquesta. Troilo era todo eso.
En su recorrido como intérprete pasó por todas las formaciones de la época incluso el legendario precioso misterio del tango : el sexteto Vardaro. El primero de Julio de 1937 dice la historia oficial, se produjo la presentación de su orquesta en Marabú. “Todo el mundo al Marabú, la boite de más alto rango, donde Pichuco y su orquesta, harán bailar nuevos tangos”. Y de allí en adelante, Troilo no detuvo su marcha hasta el 18 de Mayo de 1975, pero su corazón sigue latiendo en todos los tangos. Recorrer su obra es una manera de entender cuanto ha hecho Troilo por el tango.
“Desencuentro”, “Garúa”, “La trampera”, “La última curda”, “María”, “Pa que bailen los muchachos”, “Responso”, “Romance de barrio”, “Sur”, “Toda mi vida”, y tantas obras trascendentales para el tango. “Nocturno a mi barrio” resume su porteñidad : “Alguien dijo una vez, que yo me fui de mi barrio. ¿Cuándo? ¿Pero, cuando? ¡Si siempre estoy llegando! Y si una vez me olvidé, las estrella de la esquina de la casa de mi vieja, titilando como si fueran manos amigas, me dijeron : Gordo, gordo, quedate aquí, quédate aquí…”
Por ese motivo en Av.de Mayo 833, se celebró el nacimiento de Aníbal Troiloy el día nacional del bandoneón.
Se presentaron el maestro Walter Ríos y otros
artistas invitados.
Como ocurre en cada reunión se escuchó una obra vinculada al encuentro. Un tango ritual: “Quejas de Bandoneón”, de Juan de Dios Filiberto por Aníbal Troilo y su Orquesta Típica.