Región:
Europa
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Enfoques

ABC Mundial en Europa: Granada y el arte de tapear

Región:
Europa
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Fernando Jeffrey
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

En Granada, la tapa, constituye el elemento esencial de la gastronomía de esta tierra andaluza. Quien disfruta de esta Ciudad, se ve envuelto por el embrujo de esta forma de degustar la oferta gastronómica

A los pies de Sierra Nevada, entre los ríos Darro y Genil, se extiende una de las ciudades más interesantes de España y corazon de la Andalucía Oriental , "Granada". El hecho de ser la última ciudad reconquistada por los Reyes Católicos en 1492 dota a Granada de un inconfundible aroma árabe. Su gastronomía, artesanía y urbanismo se ven determinados por su glorioso pasado histórico.

Cabe mencionar que La famosa Alhambra y el Generalife son Patrimonio de la Humanidad .
En Granada, la tapa, constituye el elemento esencial de la gastronomía de esta tierra andaluza. Quien disfruta de esta Ciudad, se ve envuelto por el embrujo de esta forma de degustar la oferta gastronómica. Esta antigua costumbre ha sabido no sólo mantenerse, sino que ha sido capaz de evolucionar con las bondades, experiencia y características de la nueva cocina granadina, una de las más ricas de Andalucía.

Tanto es el éxito alcanzado por las tapas que son muchas las localidades que celebran fiestas en su honor , debido a su gran variedad de productos; del mar y de montaña, con elementos tan esenciales en la gastronomía española como el aceite de oliva y el jamon serrano junto con magníficos vinos que en ella se elaboran.
El tapeo es una de las mejores formas de conocer Granada; ir de "bar en bar", probando sus especialidades, callejeando por esta ciudad, descubriendo sus monumentos y como no, su rica gastronomía. Es mucho más que tomarse una cañita, es un arte, un saber hacer, y algo muy propio de la vida en Granada. No conocer el tapeo es ignorar el espíritu de sus gentes y de sus tradiciones.
Tapear es saborear la ciudad y hacerse granadino por unos momentos. Acérquese a una barra, pida una cerveza o una copa de vino de Granada y dispóngase a catar la primera sorpresa gustativa: unos huevos rotos con jamón, unas croquetas, unas berenjenas fritas y algo de pescadito frito y por supuesto el jamón serrano o unas cucharaditas de guisos especiales y tantas otras propuestas por descubrir en cada uno de los bares de la ciudad. El tapeo es una noble cultura, una forma de compartir, es disfrutar de una conversación y de vivir unos momentos de relax. Es una forma de vida y todo un lujo gastronomico al alcance de todos.
Su precio, más bajo que el de un plato de comida al uso, es otra de las ventajas que presentan las tapas. Y aunque hace años las tapas se comían antes de la comida principal, actualmente se elige varias tapas con la posibilidad de compartir y degustar distintos sabores.
En el corazón de la ciudad, descubre en la plaza del Carmen, el antiguo convento de las Carmelitas, actual Ayuntamiento. Continúa la visita por la calle Navas y respira la auténtica esencia del tapeo en Granada. Desde esta callecita, siempre concurrida, comienza tu visita al centro histórico.
En Granada una caña o un vino con tapa cuesta de media dos euros. Pero la tapa que te ponen no es un humilde platillo de cacahuetes rancios, no. Hay una verdadera competición entre los bares por ofrecer en cada entrega una orgía de sabores y en cantidades más que generosas. Granada es una ciudad maravillosa; y vista de barra en barra, mucho más. Hay tapas para todos los gustos y en todos los rincones, pero te paso mi ruta de tapas con mis lugares favoritos .
La ruta comienza en la a antigua zona de marcha y copas universitaria de Pedro Antonio en el Bar El Rinconcillo (Pedro Antonio de Alarcon 30), donde hay buen picoteo (ponen paté casero de primera y albóndigas con tomate de segunda) y excelentes vinos por copa a la temperatura correcta. Seguimos en el centro entrando al Bar Avila (Veronica de la virgen 16) famoso por su exquisito jamon asado , su carne en salsa o su salmorejo entre sus fabulosas tapas. Otra de las opciones punteras es Los Diamantes (Navas, 26) abierto desde 1942. Siempre está a tope y hay que entrar a la carga para hacerse un hueco. Pero merece la pena el agobio, aunque solo sea por ver el espectáculo de un solo camarero sirviendo una barra colmada de gente sacando diferentes tapas sin cesar . Aquí sobresale la gamba blanca, fritura de pescado, y el exquisito cazón en adobo. Y si continuamos tapeando en busca de sabores marinos podemos visitar Aliatar (plaza Aliatar en el Albaycín Alto y sentarse en la terraza del "bar de los caracoles", como la gente conoce a este garito al que se peregrina para probar su tapa más famosa. Un día bueno cuecen 170 kilos de caracoles. Están de muerte: sabrosos y con el picante justo. Ojo, no abren hasta las 13.00. En la calle Elvira encontramos Bodegas Castañeda (esquina con calle Almireceros).Es uno de los locales más famosos de toda Granada; decoración de taberna antigua, buenas tapas y una especialidad, el calicasa, combinación de vinos dulces autóctona de la casa. Por la misma calle Elvira encontramos Bar Babel World Fusion con sus tapas creativas y La bella y la Bestia donde donde sus tapas son muy abundantes y la decoración tiene aires victorianos. En el barrio del Realejo , uno de los más genuinos de Granada esta la plaza del Campo del Principe donde está llena de buenos bares con terrazas muy frecuentadas en cuanto llega el buen tiempo. Uno de ellos es Los Martinetes, con especialidades como albóndigas nazaríes, ciervo a la granadina, salmorejo y tortilla de verduras. El genial cantautor Enrique Morente frecuentaba los bares del Realejo.
Bueno espero que no te los pierdas estos y muchos otros la próxima vez que visites Granada y disfrutes del arte de tapear.