Región:
Argentina
Categoría:
Tango
Article type:
Enfoques

Diccionario apasionado del Tango, con acento francés

Región:
Argentina
Categoría:
Tango
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Juan Pablo Guerri
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Se presentó en Buenos Aires el Dictionnaire passionné du Tango. Escrito solamente en frances, está mirada europea de la música tradicional rioplantense recorre todo el fenómeno del tango, sus autores e inclusive el lunfardo

El pasado Martes 5 de Abril, se presentó en la Alianza Francesa, el “Diccionario apasionado de tango” (“Dictionnaire passionné du Tango”), con la presencia de una de sus autoras Gwen-Hael Denigot, quien co-escribió esta obra junto a Jean-Louis Mingalon y Emmanuelle Honorin.
Para abrir la tarde, expusieron Oscar Conde, poeta y ensayista, quien habló de su especialidad, el lunfardo; Walter Romero, desde su conocimiento sobre la literatura francesa, abordó su mirada sobre este diccionario; Sofía Cecconi planteó en un análisis sociológico la presencia de los nuevos cantores y las nuevas tendencias; Gustavo Varela a partir de su observación de la realidad alrededor del fenómeno tango, dejó en claro que si bien París siempre le dio la bienvenida al tango en todas sus expresiones, contó con la presencia de 10 mil argentinos que allí vivían en aquel momento de brillo europeo y que marcaron a fuego aquel éxito parisino.
Agregamos a lo que aportaron los expositores, que lo que realmente determina los cambios en nuestro tango - más allá del amor por nuestra cultura por parte de Francia y por parte de los autores del diccionario - son la generación y regeneración de tango a través del discurrir de los distintos momentos sociales que se dieron en nuestro país, algunas veces influenciados por la repercusión de nuestra cultura en el mundo, ávido de abrazos como aquellos primeros inmigrantes.
El diccionario, plantea la autora, está pensado para los franceses - de hecho está escrito en ese idioma -. Sin embargo la profusa investigación que se despliega en el diccionario, marca lo interesante que resulta este proyecto apasionado.
Y por si quedaban dudas de que el encuentro permanece en nuestros barrios, el espectáculo que acompañó esta presentación fue un lujo para todos los que estábamos ahí llevando la esencia del tango en voces de las nuevas generaciones.
Abrió el fuego Walter Romero, como buen anfitrión conocedor del tango y de Francia. Luego Hernán Genovese nos regaló un vals dedicado a su hijo que nos conmovió a todos. Black Rodríguez Mendez le puso su impronta a la tarde casi noche, igual que Alejandro Guyot. Osvaldo Peredo dio cátedra como siempre... y como cierre de la velada quién nos iba a hacer cantar, sino el cantor que hizo volver el tango al barrio, Hernán ”Cucuza” Castiello.
Quedó de yapa la voz de la cantora y organizadora de la Tertulia, Natalia Mancini. Y para terminar la "soirée", todas las voces todas en un final querible.
Nos confirmó Gwen, que la fiesta seguía por Almagro en una recalada bien tanguera, y que ese término entrañable a partir de las largas noches con Juarez, junto con todo lo que uno quiere saber sobre el tango (y tal vez no se animaba a preguntar), podemos encontrarlo en su "passionné" diccionario.