Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados

La Sirenita: fuente de inspiración de Graciela Cabal

Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Karina Giorgenello
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Otro Secreto de Familia debelado. A 12 años del fallecimiento de la escritora Graciela Cabal conocemos una de sus fuentes de inspiración y sus principales ideas

Dispongo de información de primera mano pero no voy a revelar la fuente.

La Sirenita, la casa de la calle Tucumán al 400 en Mar de Ajó, fue durante varios años el refugio de inspiración de Graciela Cabal. Especialmente en invierno, con temperaturas muy bajas y frente a una salamandra alimentada con leña de quebracho, se sentaba por horas a escribir.

También para leer. “Es imposible ser un buen escritor si uno no es un buen lector”, decía.

Más de 60 libros, gran parte de ellos de literatura infantil y juvenil, tuvieron su nacimiento caminando en el poblado jardín con gnomos de La Sirenita.

Aunque sus últimos años de vida los dedicó a escribir novelas para adultos (Secretos de Familia http://youtu.be/rZftRmM88-k, Las Cenizas de Papá) su trayectoria de maestra, periodista y reconocida escritora de exitosos libros para niños, generaba la pregunta recurrente del eventual interlocutor. ¿Cómo hago para que mi hijo se entusiasme por la lectura?.

Ella decía que no hay que obligar a los chicos a leer, eso es lo peor que se puede hacer.

“Obligar a leer es una incongruencia, es como obligar a amar”, aclaraba con paciencia.

“Leer no admite el imperativo, la lectura tiene que ser algo que se comparte, de un lector a otro, por eso es tan importante que los maestros sean lectores. En un libro mío hablo del vicio impune. Leer es un vicio y un vicio es fácil de transmitir”. http://youtu.be/HpT-UDJTOSU

Siempre recordaba que antes de leer, siendo muy pequeña (con 4 años), contaba cuentos en una escuela de Barracas donde su papá Arturo era Director. Antes de ir a la escuela, su mamá Beatriz le enseño a leer y escribir. “Ahí me hice adicta a la lectura”, recordaba.

Su primer libro lo publicó a los 20 años. Allí comenzó un camino con muchos libros editados, hasta que llegó el momento en el que escribir libros fue su única profesión.

Respecto de la polémica sobre si la literatura infantil es un género menor, aseveraba que: “antes de infantil, es literatura. Es un oficio peligroso, que obliga a andar por la cuerda floja, a meterse en las sin razones, es un salto al vació”. http://youtu.be/cZLQootKCKs

En esta historia hay alguien que en los últimos años ha sido clave para la valoración de la obra de Graciela Cabal. Haciendo respetar los derechos de autor, reeditando libros y cumpliendo la función de promotor de las ideas. Daniel Pla (su esposo) se sobrepuso al dolor de la pérdida del ser querido y se ha dedicado a esa tarea. Refugiándose también, cuando es posible en La Sirenita, que fue fuente de inspiración de Graciela Cabal.

Tenía mucho por escribir, muchas ideas que ojalá otros puedan continuar.

Los Secretos de Familia que la inspiraron, tal vez continúen, y seguramente su espíritu en la Sirenita pretenda escribir un nuevo libro: con final feliz.