Región:
Asia
Categoría:
Política
Article type:
Enfoques

Taiwán reafirmó la soberanía y la paz en el Mar Meridional

Región:
Asia
Categoría:
Política
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Lien Sheng Huang
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

El presidente Ma visitó la Isla Taiping e instó a todas las partes involucradas a un "nuevo mecanismo de diálogo", a un " acuerdo provisional y práctico", que no socave la postura de ninguno de los países implicados

El presidente Ma Ying-jeou realizó una visita a la Isla Taiping, situada en el Mar de China Meridional, este jueves 28 de enero, con el fin de reafirmar la soberanía y consolidar la paz y estabilidad regional. Allí, propuso una hoja de ruta para solucionar el conflicto de soberanía existente en la zona.

En los últimos 60 años, la República de China (Taiwán), respetando la Carta de las Naciones Unidas y la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, administra, controla y desarrolla la Isla Taiping, sin obstaculizar el libre tránsito marítimo, aéreo y sobrevuelo legítimo y reglamentario. Recientemente, la visita del presidente Ma, Ying-jeou a la Isla, acompañado por una delegación de 20 funcionarios, académicos y expertos, fiscalizó el desarrollo de las nuevas instalaciones efectuadas por Taiwán y saludó a los soldados en ocasión del próximo receso del Año Nuevo Lunar.

En los últimos años, los cuatro archipiélagos de esa región se convirtieron en centro de controversias territoriales por parte de Taiwán, China Continental, Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunei. Estos países se disputan todo o parte del mar de China Meridional, poseedor de abundantes recursos naturales, incluyendo gas y petróleo. La Isla Taiping es la más grande de uno de los archipiélagos, conocido como Spratlys.

El presidente Ma instó a todas las partes involucradas a un "nuevo mecanismo de diálogo", a un " acuerdo provisional y práctico", que no socave la postura de ninguno de los países implicados. Proponiendo además: prescindir de la toma de acciones antagónicas, dejar a un lado las diferencias, mantener el diálogo, respetar el derecho internacional y resolver las disputas pacíficamente; creando a su vez un mecanismo para la cooperación y explotación mancomunada de los recursos, a fin de lograr que el Mar de China Meridional sea un espacio marítimo de paz y cooperación.