Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques

2015: Se va el año de las tragedias migratorias

Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Patricia Pérez
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

El reciente informe de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) confirmó que -desde que comenzó el siglo- las guerras, la pobreza y los conflictos provocaron el desplazamiento de una cantidad sin precedente de seres humanos

"Con la cifra récord de 60 millones de refugiados y desplazados forzosos, el mundo actual -capaz de la conexión instantánea y la virtualidad que llegan más allá de Marte y a los confines del Sistema Solar- enfrenta el drama migratorio más grave que conoció desde el final de la Segunda Guerra Mundial" advirtió la ONU, en letras documentadas de ACNUR, ratificadas por la OIM.

Estos 15 años del siglo XXI representan uno de los períodos más negros de la Historia, debido a la multiplicación de conflictos que empujaron al exilio a 11 millones de personas en Siria; 6,4 millones en Colombia; 4 millones en Irak, y 3,6 millones en Afganistán.

Ya 990.000 personas consiguieron llegar, sin saber bien para que, a Europa. Los ruidos de Nochebuena y Navidad de este 2015, encontrarán al viejo mundo superando el millón de refugiados, anunció horas atrás desde Ginebra la Organización Mundial para la Migración (OIM).

Son historias idénticas en dolor a las de Aylan Kurdi, su hermanito Galib y la mamá de ambos Rhina, ahogados en la hoy dramáticamente famosa playa turca de Ali Hoca Burnu.

Calcados, iguales macabros naufragios, tráficos humanos de un comercio despiadado realizado a la vista impune del mundo.

Miles de vidas mutiladas por la desesperación y la muerte.

Silenciosas, de un silencio estridente, van sinfín las columnas desgarradas de seres humanos que inventan de manera creativa y desesperada, día tras día, formas de llegar a la engañosa tierra prometida. Enfrentando barreras, desafiando obstáculos, inclemencias y las arbitrariedades de muchos gobiernos.

Soportando la represión y la repulsa de fuerzas de seguridad y sectores sociales que se descubren xenófobos que los destratan.

Este 2015 casi exhausto en días y pletórico de miserias, cierra su ciclo con 3500 personas que murieron en su intento de atravesar el Mediterráneo.

El reciente informe de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) confirmó que -desde que comenzó el siglo- las guerras, la pobreza y los conflictos provocaron el desplazamiento de una cantidad sin precedente de seres humanos: una persona de cada 122 en el planeta ha abandonado compulsivamente su tierra, intentando mejorar sus vidas.

Nunca hubo tantos refugiados en el planeta como en los últimos 70 años. En la última década los números aterran.

Ese incremento permanente y progresivo sufrió una aceleración descontrolada desde el año 2005. Ese año hubo 19,4 millones de desplazados en el mundo. Claro, sin contar a los repatriados vueltos de regreso en sus respectivos países después de un período de exilio. A comienzos de 2015, el total se elevaba a 52,9 millones y este año, se superará el récord de 60 millones.

Este aumento responde sobre todo a la multiplicación de conflictos. Acnur enumera 15 en los últimos cinco años: ocho en África, tres en Medio Oriente, uno en Europa y cuatro en Asia.

Países como Siria, Irak, República del Congo, Colombia, son algunos ejemplos del origen de los desplazados que por millones deambulan por la desesperanza.

Más allá de las cifras, el Acnur señala otras preocupantes tendencias. La tasa de retorno voluntario está en su nivel más bajo desde hace más de tres décadas.

"Nunca hubo una mayor necesidad de tolerancia, comprensión y solidaridad con las personas que lo perdieron todo", dijo Antonio Guterres, alto comisionado de la Acnur, al presentar el informe en París el 16 Diciembre pasado.

Mientras tanto, la ONU y sus Agencias especializadas, multiplican su tarea y sus advertencias que, paradójicamente, no son escuchadas por los países más poderosos y de mayor peso en la Organización.

El secretario General de las Naciones Unidas ONU, Ban Ki Moon, declaró que "el 2015 será recordado como el año del sufrimiento humano y de las tragedias migratorias"

El dato que complementa el fracaso de los esfuerzos de ONU, lo encontramos en un informe sobre las instituciones con mayor número de empleados del mundo.

Sobre los cinco empleadores más grandes, los dos primeros son: el Departamento de Defensa de los Estados Unidos con 3,2 millones de empleados y luego lo sigue el Ejército Popular de Liberación de China, con 2,3 millones de empleados. Las máquinas de guerra encabezan el empleo en el mundo.

Si en el lugar destacado de empleo estuviese la Educación, tal vez el mundo encontraría sus prioridades para el mañana. Tal vez entonces haya un mañana para todos ellos. Y algo de cordura.

Tengamos presente esta dura etapa de la historia de la humanidad.

Se va el año de las tragedias migratorias. ¿Será el 2016 el año de la reparación?

Hagamos que así sea. Salud.