Región:
Europa
Categoría:
Turismo
Article type:
Informados

Prohiben que gladiadores de Roma se saquen fotos con los turistas

Región:
Europa
Categoría:
Turismo
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Gabriel Lugones
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Según el decreto publicado el miércoles, la multa podrá elevarse a 400 euros y la confiscación del disfraz, explicó hoy un portavoz de la administración romana

Adiós a los gladiadores y los centuriones con los que hasta ahora podían fotografiarse los turistas en Roma a cambio de, en ocasiones, una alta suma de dinero: el prefecto de la ciudad, Francesco Paolo Tronca, prohibió tomarse imágenes "con disfraces históricos".

Según el decreto publicado el miércoles, la multa podrá elevarse a 400 euros y la confiscación del disfraz, explicó hoy un portavoz de la administración local. El nuevo ordenamiento también prohibe llevar a turistas en triciclos o vender entradas para un horario determinado en las colas de espera a los monumentos.

Se trata, según la nota, de una medida encaminada a "asegurar la seguridad urbana, ya que los sujetos dedicados a tales actividades actúan frecuentemente en un modo inoportuno y en ocasiones también agresiva". También pretende asegurar "el decoro del patrimonio artístico, histórico y monumental de la ciudad".

Estas medidas han sido adoptadas de cara al comienzo del Año Santo Extraordinario de la Misericordia, convocado por el papa Francisco y que dará inicio el próximo 8 de diciembre. El Jubileo, que concluirá el 20 de noviembre de 2016, previsiblemente atraerá a Roma a miles de peregrinos de todo el mundo.

Por esa razón, el municipio romano considera que la presencia de dichos vendedores abusivos y de los gladiadores (también llamados centuriones) "resultaría especialmente perjudicial y potencialmente peligrosa por las condiciones que se generarán".

Tronca ha dispuesto que la Policía local se asegure del "riguroso respeto" de su ordenanza. En el pasado ya se emitieron prohibiciones parecidas, pero nunca llegaron a implementarse realmente.