Región:
Argentina
Categoría:
Economía
Article type:
Opinión

Nada tiene precio

Región:
Argentina
Categoría:
Economía
Article type:
Opinión
Autor/es:
Por Fabián Rubino
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Desventuras de tratar de comer afuera diariamente con un salario que no alcanza y los precios descontrolados

Consumir en la calle vuelve loco al bolsillo. Lo barato sale caro y lo caro sale caro, o algo así.
Que como al mediodía??? es la pregunta.
Pase por un carrito de venta de choripanes y comi un sandwich de vacio con una gaseosa. Total 65 pesos.
Saco cuentas y creo que me siento en Palermo Hollywood, donde puedo comer sentado con mantel y demás un menú que va desde los 70 a los 100 pesos, con postre y todo!.
Ahh! Te aclaro que el sandwich lo comí de dorapa (parado)
Por la tarde me siento a tomar un cafecito con una medialuna, que no la pude comer por dura y vieja, y me cobran 36 pesos.
Al final.... El sandwich me salió barato y el cafe muy caro.
Por eso te digo que nada tiene precio. El comerciante tendrá sus argumentos pero abusa del consumidor.
El salario cada vez vale menos y no alcanza.