Región:
América
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques

ABC Mundial en el Empire State de Nueva York

Región:
América
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Pablo Pla
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Caminando por Manhattan, al levantar la vista, aparece y desaparece en un horizonte de interminables edificios altos, luces y colores. El estilo art decó y los recuerdos ligados al cine nos llevan a un viaje por los pisos en búsqueda del famoso mirador

El Empire State, junto a la estatua de la Libertad, son probablemente los símbolos de la ciudad más famosa de Estados Unidos.
Para quien visita por primera vez la ciudad de Nueva York es lugar obligado que hay que conocer.
Caminando por Manhattan, al levantar la vista, aparece y desaparece en un horizonte de interminables edificios altos, luces y colores.
Al salir de Penn Station, a donde llegué en el tren desde New Jersey, busco inmediatamente el cruce de la Quinta Avenida y West 34th Street.
Allí esta imponente el Empire State, que ha sido el edificio más alto de Nueva York dos veces, ya que perdió este título con la culminación del World Trade Center y volvió a recuperarlo tras el ataque terrorista que las destruyó en el 2001.
En el camino me sorprendo con los rostros amables de quienes salen de la tienda Macy's y los que se sacan fotos en las puertas del Madison Square Garden, que en realidad esta encima de Penn Station.

Las calles limpias, el orden en el transito y la tranquilidad de quienes caminan usando sus teléfonos celulares por las calles llaman la atención, por no decir que provocan envidia de quien (como yo) cotidianamente camina las calles de Constitución y Once en la ciudad de Buenos Aires.
A pocos metros de la entrada principal al Empire State una decena de agentes de turismo callejero me ofrecen ticket para subir más rápido al mirador del emblemático edificio.
En mi opinión, lo más conveniente es adquirir previamente el N.Y. City Pass, con el que te podés ahorrar un 42% en las entradas para las 6 mejores atracciones de Nueva York, que incluyen la visita al edificio más alto y con la más grande historia cinematográfica de Estados Unidos.

El estilo art decó y los recuerdos ligados al cine, como las fotografías de la película King Kong, nos llevan a un viaje por los pisos y ascensores en búsqueda del famoso mirador.
Mirador que sirvió también para exitos como Algo para recordar, interpretado por Cary Grant y Deborah Kerr. Y la más cercana Sleepless in Seattle, con Tom Hanks y Meg Ryan. Ambas terminan en la terraza del Emipe State.

El edificio, con sus 102 pisos y 381 metros de altura, es propiedad de la firma inmobiliaria W & H Properties y es considerado el edificio más bello de los Estados Unidos según la encuesta del American Institute of Architects.
La construcción del edificio, diseñado por el arquitecto Gregory Johnson, empezó el día de San Patricio de 1930.
En su contrucción intervinieron más de 3400 trabajadores, la mayoría inmigrantes europeos, italianos e irlandeses.
Al mismo tiempo que se ponía la primera piedra del Empire State Building, otros dos rascacielos competían por el título de “edificio más alto del mundo“, el 40 Wall Street y el Edificio Chrysler. Ambos alcanzaron respectivamente el título en menos de un año, pero fueron superados por el Empire State.

En 1945 un B-25 Bomber Mitchel se estrelló en el Empire State:
Pocos lo recuerdan, pero así ocurrió.
Fue el sábado 28 de julio de 1945, cuando a las 9:40 horas un bombardero B25 Mitchell pilotado por el Teniente Coronel William F. Smith Jr se estrelló en el lado norte del edificio entre los pisos 79 y 80. La causa del accidente fue la densa niebla con la que había amanecido aquella mañana la ciudad. 14 fueron las víctimas mortales y los daños ocasionados se valoraron en 1 millón de dólares de aquel entonces.

Llegó el momento:
Al abrirse el ascensor se produce la inquietud propia saber si lo que uno imaginó condice la realidad. Y no está tan lejos.
Por suerte el día permitía ver con claridad para todos lados: el Rio Hudson, el Central Park, la estatua de la libertad y cientos de pequeñas personas y vehiculos recorriendo las calles en todos los sentidos. Las fotos panorámicas y las selfies son tomadas en una cantidad que habría que registrarla para los Guinness World Records.

Un lindo y recomendable comienzó para conocer Nueva York.

Para más información es conveniente visitar: http://www.nycgo.com