Región:
Europa
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques

Barbas vikingas nos dan la bienvenida en Escandinavia

ABC Mundial en Escandinavia: Días largos y un verano fresco nos reciben en el norte europeo

El equipo de ABC Mundial llega a Escandinavia. Unas 15 horas de vuelo, 13000 kilómetros, y una previa escala en Frankfurt hacen posible conocer los atractivos de esta región geográfica y cultural del norte europeo formada por los reinos de Dinamarca, Suecia y noruega. Días largos, un verano fresco y barbas vikingas nos dan la bienvenida

Iniciamos nuestro recorrido por Copenhague, capital de Dinamarca. Si usted pudiese viajar en línea recta en auto desde Buenos Aires hacia Copenhague le tomaría aproximadamente 122 horas 47 minutos, pero por suerte Lufthansa es una de las aerolíneas que hacen posible llegar a la zona de Escandinavia en solo 15 horas de vuelo. Si ingresa por Frankfurt lo mejor es tener en cuenta que el aeropuerto es realmente grande y las distancias entre una terminal y otra serian similares a cruzar un pequeño limbo sino lo consideramos de antemano. Es ideal contar con unos 30 minutos para afrontar cualquier trasbordo con calma. No se deje amedrentar por tantas palabras terminadas en "en" y que suenan más a trabalenguas que al nombre de una terminal, calle, sitio o sector. Si bien en Copenhague las traducciones al español escasean con una base de ingles se pondrá manejar sin problemas por la ciudad, la gente es amable y cálida; si posee buena orientación con los mapas usted cuenta con un punto extra. La ubicación ideal para llegar a todos lados a pie es en cercanías de la plaza central o Stradplasen, justo frente a el Ayuntamiento de Copenhague (en danés: Københavns Rådhus) construido en 1905 y sede del consejo municipal y el alcalde del municipio. Se puede visitar de lunes a viernes con estrada gratuita, recorrer sus escaleras permitirá que aprecie frescos del s.XIX en perfecto estado. La historia de este pequeño pueblo se remonta al ano 800 como un paraje de pescadores, hoy es una de las urbes más modernas de Europa y sede de la monarquía liderada por la Reina Margarita II de Dinamarca que celebro el 2012 su 40 aniversario en el trono. Algo que no se puede pasar por alta es contar con un abrigo considerable y un paraguas resistente, la temperatura media en verano es 17 grados, con importantes bajas hacia la noche, y la lluvia se puede tornar recurrente. Cargando con estos detalles se puede largar a recorrer la ciudad que vio nacer a la mítica historia de La Sirenita de la mano del escritor danés Hans Christian Andersen.

Llegar a Copenhague es muy fácil y manejarse a través de ella lo es mucho más aún, el servicio de transporte público es efectivo por lo que el tren lo deja en la estación central desde donde podrá desplazarse aceitadamente. En la amplitud de ofertas, y en un plan de visitar varios destinos en un mismo viaje, puede organizar el circuito iniciando con un recorrido en los canales daneses. Un bote paseo lo puede aventurar en un paseo que lo llevara frente al edificio de la Opera, el Diamante Negro (extensión de la biblioteca real construida en 1999, de libre acceso, posee varios cafés, restaurantes y una exposición permanente del celebro escritor danés HC Andersen), el Amarradero Real con vista a Amalienborg, Palacio Real de invierno de la Reina Margarithe y el barrio de Christianshavn en el que se encuentran el Centro danés de Arquitectura y el Pueblo Libre de Christiania reconocido en 1971 por el Gobierno en donde sus cerca de mil habitantes comparten la cultura cannabis.

Entre tantos palacios vale la pena disponer de unos momentos para recorrer Amalienborg Slotsplads donde se encuentra el Palacio residencia invernal de la Familia Real Danesa (el cambio de guardia siempre es pintoresco, se realiza todos los días cerca de las 11.30). Otro palacio imperdible es Rosenborg, rodeado de los Jardines Reales en el corazón de la ciudad. Construido hace 400 anos por el Rey Christian IV, el más famoso de Escandinavia, padre de 20 hijos, patrón de las artes e ideario de los edificios más espectaculares de esta capital. Su hall principal es un viaje en el tiempo, preserva en los tres leones de plata protectores de la corona. También guarda las joyas de la corona, tener en cuenta que se requiere un ticket aparte para ingresar a la torre donde se guardan.

Cuatro días, con mucha energía, le permitirán recorrer esta bellísima joya del norte de Europa. Ya sea a pie, perdiéndose en sus calles para hacer unas compras y aprovechar ofertas, o en bicicleta si busca abarcar mayor campo y sentirse todo un citadino. El valor estimado por una jornada es de 10 dólares norteamericanos.

En verdad palabras faltan al cierre de esta nota para describir la variedad de esta ciudad, miembro de la historia real de Europa, pero que corre a tiempo con la modernidad, el diseño (Bang & Olufsen, Stelton y Lego son marcas reconocidas mundialmente testigo de ello) pero que además se adapta y opta por las tendencias de una vida saludable y energías renovables al momento de pensar su estilo de vida.