Región:
Mundo
Categoría:
Tecnología
Article type:
Informados

Robots y personas: se vislumbran nuevos conflictos sociales

Región:
Mundo
Categoría:
Tecnología
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Marina Antonella Caruso
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Cada vez más la tecnología sustituye a la mano de obra. La empresa Ford al frente.

La existencia de altas tecnologías y humanos en un mismo entorno traerá consigo varios conflictos sociales que cambiarán totalmente la manera de relacionarse en el ámbito laboral y de conseguir empleo.

Un sistema de inteligencia artificial creado por IBM y llamado WATSON puede considerarse como pionero entre los robots que lograron meterse en la vida cotidiana del ser humano para interferir en ella.

Rise of the Robots, uno de los libros de Martin Ford – emprendedor tecnológico de Silcon Valley dedicado a comprender la tecnología y sus consecuencias económicas- demostró en sus líneas cómo en el futuro, o ya presente se podría decir, el hombre confía en los robots para gestionar la agricultura, la salud, la medicina, la seguridad e infraestructuras, entre otras.

Si bien la integración de robots en el mundo laboral no cambiará las relaciones de trabajo de un día al otro, así como tampoco lo hicieron las computadoras o el correo electrónico, pero si lo harán en algún tiempo no muy lejano. Y esto se puede evidenciar en robots como Beam -autónomo, que no depende de micro controladores y que no es programable-, o Vgo -un sistema de tele presencia robótica- , los cuales ya extendieron estas herramientas más allá de las fábricas, haciendo posible la convivencia con profesionales.

Para algunos los robots podrían sacar lo mejor de uno mismo en el entorno laboral y convertirse en una ayuda para eliminar tareas, oficios y profesiones obsoletas; para otros esto se traducirá en la pérdida de su puesto de trabajo, o en última instancia, la reducción de su jornada laboral.

Cuando la tecnología sustituye a la mano de obra, se produce una modificación de las condiciones de trabajo. Es evidente que la convivencia profesional con los robots puede dar lugar a la amortización de empleos por causas tecnológicas, ya que desaparece el contenido de determinados puestos y la reducción de jornadas laborales.

Ford, avala esta perspectiva sobre el futuro del empleo humano con su visión en la que menciona que "muchas empresas decidieron que los avances de la tecnología de la información permiten a las empresas operar con éxito sin volver a contratar a las personas que habían despedido. Y no debería haber ninguna duda de que la tecnología está avanzando en la dirección de desempleo total".

Es importante entonces que quien sea consciente de que esto ya no es ficción dedique su tiempo en desarrollar nuevos métodos que impidan que las maquinas ganen terreno y dejen al ser humano despojado del sistema laboral tradicional y arrojado a la inutilidad.