Región:
Europa
Categoría:
Mujer
Article type:
Informados

Detienen a ninfómana que obligó a un hombre a tener sexo durante 38 hs

Región:
Europa
Categoría:
Mujer
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Verónica Janowicz
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

La ciudad alemana de Múnich se encuentra convulsionada por los ataques de una mujer ninfómana a hombres que caen en su trampa cuando los seduce y luego los obliga a tener sexo sin parar de manera violenta y extenuante

Dentro de los extraños casos que estuve investigando, surgió el de esos hombres que fueron víctimas de una mujer que ahora esta tras las rejas y próxima a ser derivada a un centro psiquiátrico.
Antes debo aclarar que la ninfomanía o fiebre uterina es según la Real Academia Española el "deseo violento e insaciable en la mujer de entregarse a la cópula". Muchas mujeres padecen esta sensación en todo el mundo, y hasta algunas lo viven como una enfermedad pero en Múnich Alemania se convirtió en un peligro
La ciudad alemana se encuentra convulsionada por los ataques de una mujer ninfómana a hombres que caen en su trampa cuando los seduce y luego los obliga a tener sexo sin parar de manera violenta y extenuante.
Esta vez le tocó el turno a un joven africano de 32 años que la conoció viajando en un autobús. Ella luego lo convenció de ir a su departamento y lo obligó a tener sexo por 36 horas sin parar. Pero afortunadamente logró escaparse y fue encontrado por las policía casi sin poder caminar y llorando del dolor .
Cabe destacar que en otra ocasión la mujer de 47 años ya había atacado a otro hombre, Dieter Schulz, un disc jockey que la conoció en un bar. Ella lo llevó a su departamento y lo obligó a tener sexo durante 8 horas seguidas hasta que la víctima pudo salir al balcón a pedir ayuda y fue rescatado
En ese caso la ninfómana fue detenida acusada de privación ilegítima de la libertad y acoso sexual pero al lograr su libertad volvió a atacar y esta vez quintuplicando el tiempo de sexo obligado.
Finalmente la atacante fue detenida en una segunda oportunidad por efectivos policiales que también fueron acosados, y llevada a un neuropsiquiátrico.
Para entender un poco más de este trastorno psicológico del deseo violento e insaciable al sexo de la mujer hay algunos datos curiosos que se deben tener en cuenta.

1. Solo las mujeres pueden ser ninfomaníacas

Cuando a un hombre se le presenta un trastorno así se le conoce como satiriasis. No es muy conocido porque la sociedad solo se enfoca en la cantidad de sexo que tiene o no debería tener la mujer.

2. Ya no se diagnostica

En la actualidad estos trastornos no se diagnostican como ninfomanía o satiriasis, sino como hipersexualidad. A pesar de que se sigan utilizando en la Clasificación Internacional de Enfermedades.

3. En el pasado se "curaba"

Para "curar" esta enfermedad en el pasado utilizaban métodos drásticos como quitar el clítoris y los ovarios. También le pedían a la "paciente" bañarse con agua helada y le recetaban mucho descanso.

4. Hábitos lo provocaban

En 1800 se creía que por comer chocolate, leer y tener pensamientos impuros causaba que la mujer se volviera ninfómana.

5. Ninfomanía = Demencia

Muchos científicos han encontrado una relación entre la hipersexualidad y la demencia. Así mismo investigan el vínculo entre la bipolaridad y la adicción al sexo.

6. Uso para la ley

Muchos abogados han ayudado en dejar a libertad a violadores al asegurar que sus víctimas son ninfomaníacas.

7. El tamaño de la cabeza

Los frenólogos hace 200 años creían que las personas que tenían las cabezas más grandes tendrían un mayor deseo sexual.

8. Los hipersexuales no disfrutan el sexo

La terapeuta y escritora, Kelly McDaniel, asegura que las personas hipersexuales disfrutan menos el sexo. Ya que al tener mucho se llega a convertir en una forma de pasar el tiempo.

9. Hipersexualidad no es lo mismo a que te guste el sexo

Que disfrutes mucho al tener sexo no significa que seas ninfomaníaca. Solo comienza a ser un problema cuando se deja de hacer de forma funcional y se convierte en una obsesión.

10. Puede ser causado por violación

Existen teorías que mujeres que sufrieron una violación se convirtieron en ninfómanas.