Región:
México
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados

Peña Nieto dice que se puede reducir el hambre con voluntad política

Región:
México
Categoría:
Sociedad
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Miguel Sangineto
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

"Estoy convencido que es posible reducir la pobreza extrema de manera acelerada, sustancial y sostenible y para lograrlo es imprescindible que haya voluntad política", afirmó Peña Nieto en su discurso en la FAO

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó hoy una ponencia ante la FAO en la que expresó su confianza en que se puede reducir el hambre y la pobreza si se tiene voluntad política.

El presidente mexicano, de visita en Italia, acudió hoy a la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma para explicar las diferentes iniciativas que han permitido a México reducir el hambre.

El director general de la FAO, Graziano da Silva, felicitó a Peña Nieto por ser México "uno de los 72 países que ya alcanzaron la meta del (compromiso para reducir el) hambre del primer Objetivo del Milenio".

"Desde que asumió el gobierno, él dejó claro su liderazgo y total compromiso con la seguridad alimentaria y nutricional. La Cruzada Nacional Contra el Hambre traduce ese compromiso en acción", elogió Da Silva, que recordó que es la primera vez, en 40 años, que un presidente de México visita la sede de la FAO.

Peña Nieto fue invitado a la clausura de la Conferencia de la FAO, donde también participó el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y como ya hicieron en días pasados las presidentas de Chile, Michelle Bachelet, o de Argentina, Cristina Fernández.

"Estoy convencido que es posible reducir la pobreza extrema de manera acelerada, sustancial y sostenible y para lograrlo es imprescindible que haya voluntad política", afirmó Peña Nieto en su alocución.

El presidente mexicano explicó que, gracias a las iniciativas cómo la Cruzada Nacional Contra el Hambre y el Programa Prospera, se han producido avances importantes en su país y se ha reducido a menos de la mitad las personas que estaban por debajo del umbral de la pobreza, así como se han atendido a 6,1 millones de familias para su integración social.

Sin embargo, llamó la atención en que la lucha contra la pobreza y el hambre comienza cuando se reconoce la existencia de tales problemas.

"Un reconocimiento que en nuestro país, pocos o casi nadie habían aceptado y sin embargo, había más de 7 millones de personas que pasaban hambre", agregó.

"El primer paso es reconocer que hay un problema y entonces adoptar un compromiso político y hacerle frente y eso es lo que hicimos en México", recalcó.

Peña Nieto compartió la opinión del director general de la FAO sobre que "esta pueda ser la generación que acabe con el hambre en el mundo".

Para el presidente mexicano, abordar el problema del hambre debe comenzar con "una clara identificación de la población objetivo y adoptar una estrategia integral que sume recursos y acciones en su favor".

Peña Nieto enumeró los logros de las iniciativas bajo su presidencia al recordar "que 4,3 millones personas reciben ayuda del programa Cruzada contra el Hambre; 4.300 comedores comunitarios atienden a mas de 430.000 personas, y mas de 730.000 familias cuentan con la llamada tarjeta sin hambre que les permite adquirir productos básicos a precios preferenciales."

Hizo hincapié en la necesidad de fortalecer el sector agroalimentario, que en México tiene "una importante dimensión social" pues da empleo a 6,5 millones de personas y una de cada cinco vive en el campo.

"Para reducir la pobreza real hay que lograr que su actividad sea más rentable y que brinde mayores ingresos", dijo Peña Nieto.

También lamentó el desperdició de alimentos y aseguró que México está comprometido en su reducción, pues, subrayó, es "dramático" que "mientras una parte de la población sufre hambre, el 30 por ciento de los alimentos se pierde o se desperdicia".

El presidente mexicano dijo que también es consciente de que "para combatir el hambre no solo hay que dar alimentos sanos y nutritivos a la población, sino también oportunidades de desarrollo y de vida digna".

Asimismo, instó a "continuar y fortalecer los alcances logrados, establecer objetivos aún más audaces y eficaces que ayuden a erradicar la pobreza y la desigualdad".

"México considera fundamental conformar una perspectiva transversal que combata las desigualdades, la generación de oportunidades y el desarrollo de capacidades para las personas que viven en condiciones de mayor vulnerabilidad", indicó.

Y para concluir invitó a "trabajar juntos" en crear "una Agenda Post 2015, centrada en la inclusión social y en oportunidad de generar progreso y prosperidad para todos".