Región:
Argentina
Categoría:
Personajes
Article type:
Informados

El escritor Ricardo Piglia, ganador del prestigioso premio Formetor

Región:
Argentina
Categoría:
Personajes
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Gustavo Chapur
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

El galardón que antes recibieron Borges, Gombrowicz, Becket y Carlos Fuentes, entre otros, es un justo reconocimiento al conjunto de su gran obra.

«Recibo con alegría el premio y agradezco al jurado la generosa distinción. La literatura persiste en nuestra época porque uno de sus horizontes es justamente contar cómo sobreviven los hombres en esta intemperie que no tiene fin. Malos tiempos para la lírica, dijo el poeta en un poema donde exaltaba el coraje y la ironía de los que perseveran sin transigir. El reconocimiento de los colegas es el mejor halago al que podemos aspirar. Muchas gracias».

El Premio Formentor de las Letras, galardón que concedía un grupo de seis editoriales europeas desde 1961 a 1967, fue reestablecido en 2011 de forma independiente a cualquier editorial, auspiciado por el prestigioso hotel en la isla de Mallorca del que tomó su nombre y en el que se entrega cada año.

En su primera etapa, ganaron este premio escritores como Borges, Gombrowicz, Bellow, Semprún, y Becket. Desde que se reestableció en 2011, centrado en escritores de lengua española, lo han recibido Carlos Fuentes, Juan Goytisolo, Javier Marías y Enrique Vila-Matas. El jurado, integrado por Marta Sanz, Félix de Azúa, José Ángel González Sainz, Darío Villanueva y Basilio Baltasar, ha concedido el premio en esta edición a Piglia como «autor de una obra narrativa que se desenvuelve armónicamente entre la originalidad y la cultura popular, y la tradición más exigente. Situándose por encima del proceso de desliteraturización que padece la novelística actual, Piglia vuelca en el poso de un ferviente lector la mirada de un crítico literario perspicaz y el conocimiento de un teórico de la literatura».

Piglia, que por cuestiones de salud no podrá acudir personalmente, ha solicitado a su editor Jorge Herralde y a la nieta de su mujer Marta Eguía que asistan en su representación a la entrega del premio a finales de septiembre, fecha que coincidirá con el lanzamiento del primer volumen de “la novela de su vida”, como le gusta llamar a Los diarios de Emilio Renzi. La publicación de este legendario y esperadísimo proyecto del autor argentino está planeada en tres entregas: el primer volumen, Años de formación, se publicará simultáneamente en Argentina y en España el próximo septiembre-octubre. A éste le seguirán el segundo volumen, Los años felices, y el tercero, Un día en la vida. Sobre esta obra dice Piglia: «Para mí es una novela aunque el material sea verdadero y personal. Para mí la ficción se define en la enunciación. El que habla no existe aunque el contenido de lo que dice sea real».

Desde el año 2000, Anagrama ha publicado la obra del autor argentino: sus cinco novelas: Respiración artificial (2001), La ciudad ausente(2003), Plata quemada (2000, en su día, 1997, Premio Planeta Argentina), Blanco nocturno (2010, Premio de la Crítica y Premio Rómulo Gallegos, entre otros) y El camino de Ida (2013). Los cuentos de Nombre falso (2002), La invasión (2006) y Prisión perpetua (2007), y los textos de Crítica y ficción (2001), Formas breves (2000, primer Premio Bartolomé March a la Crítica), El último lector (2005) y Antología personal(2015).

“La de Piglia es una de esas obras en las que la literatura alcanza su plena autoconciencia. No son muchos los casos en los que eso se consigue –otro es Borges, por supuesto–; Piglia lo hace además con una tensión narrativa admirable”, ha opinado el escritor y crítico literario Martín Kohan. “Considero más que merecido cualquier premio que le den a Piglia, incluso el Nobel. No sólo es un autor importantísimo, sino una persona muy generosa con su sabiduría”, sostiene por su parte Daniel Link, también escritor y crítico literario: alcanza con mirar "Borges, por Piglia", el ciclo de clases que el autor dio por la TV Pública, para estar de acuerdo.

Piglia es, además, crítico, ensayista y profesor académico, que ha estudiado a Brecht, Benjamin y Lukács, a Erich Auerbach, Szondi y Vernant, a los rusos Tiniánov, Sklovski o Bajtin. Ha escrito sobre su propia escritura (que está ligada a la crítica) y ha elaborado ensayos sobre Roberto Arlt, Borges, Sarmiento, Macedonio Fernández y otros escritores argentinos.

Piglia vivió en Estados Unidos, donde fue profesor en diversas universidades, entre ellas Harvard y Princeton, en las que dio clases durante 15 años. Y aunque estaba instalado en ese país con su mujer, la artista Martha Eguía, decidió regresar a Argentina: en diciembre de 2011 llegó a Buenos Aires y comenzó a escribir, con elementos autobiográficos, la novela El camino de Ida, que publicó Anagrama en 2013.

Junto al músico Gerardo Gandini compuso la ópera La ciudad ausente, basada en su propia novela, estrenada en el Teatro Colón en 1995. Como antólogo ha publicado, entre otros libros, Crímenes perfectos y La fieras, ambos con obras del género policial.

En Argentina se le declaró una enfermedad degenerativa, llamada esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que afecta las neuronas que controlan los músculos, pero no su capacidad intelectual, lo que explica que siga trabajando con la ayuda de su asistente.

Su obra ha sido traducida numerosos idiomas, particularmente al inglés, francés, italiano, alemán y portugués. Ha escrito los guiones para las películas Corazón iluminado (1996), de Héctor Babenco; La sonámbula, recuerdos del futuro (1998), de Fernando Spiner; El astillero (2000), de David Lipszyc, basada en la novela homónima de Juan Carlos Onetti. Marcelo Piñeyro dirigió Plata Quemada (2000), con guion del mismo Piñeyro y de Marcelo Figueras basado en la novela de Piglia, film que obtuvo en España el Premio Goya 2000 al mejor largometraje extranjero de habla hispana. También escribió el guion para la miniserie televisiva Los siete locos y los lanzallamas, basada en la obra Roberto Arlt, que actualmente se ofrece en la TV Pública.