Región:
Europa
Categoría:
Deportes
Article type:
Informados

Surf en ¿Múnich?

Región:
Europa
Categoría:
Deportes
Article type:
Informados
Autor/es:
Por
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

En un canal afluente del río Isar conocido como Eisbach, ubicado a metros de las calles del centro de Múnich y aunque suene curioso, es donde se genera una ola muy tentadora para los amantes del surf

La ciudad del Sur de Alemania que sólo tiene clima soleado unos 90 días al año, también es reconocida por permitir la posibilidad de realizar “surf urbano”. Y si bien, suena llamativa esta actividad realizada en un río, es real y convocante, en todo sentido. Los primeros días soleados de la primavera han llegado y las tablas se multiplican en Múnich.

Basta con acercarse al Sur del extenso Englischer Garten –Parque Inglés- donde yace un canal afluente del río Isar conocido como Eisbach, ubicado a metros de las calles del centro de Múnich y aunque suene curioso, es allí donde se genera una ola muy tentadora para los amantes del surf, pero no apta para principiantes, ya que este canal sólo tiene unos 12mts de ancho, con una gran corriente, leve profundidad y rodeado por piedras.

Incluso al día de hoy, se pueden ver señales que advierten el peligro de la actividad y recomiendan que sólo los expertos intenten surfear. Años atrás, tirarse al agua con tablas en el Eisbach no era comprendido y hasta fue prohibido por las autoridades germanas. Recién en el año 2010 –posiblemente gracias a la popularidad y el turismo que atrajo la actividad-, se aceptaron tomar las responsabilidades y legalizar la práctica de este deporte.

En cuanto a la práctica misma del surf, para empezar además de la valentía de meterse en el río sino se trata de un día caluroso, hay que tener cierta habilidad, ya que la ola que se genera es pequeña pero con potencia. Además al ser un canal pequeño, los surfers no cuentan con tiempo, ni espacio para remar y acomodarse, por eso deben lanzarse ya parados en sus tablas.

Cuando comienza la primavera y claro, en el verano, resulta habitual observar una larga fila de surfers esperando su turno a los costados del canal, listos para saltar a la ola de a uno a la vez, para no accidentarse. De todos modos, para los más fanáticos, la temperatura no es un real impedimento para divertirse.

Según los locales, el hecho de poder hacer surf en ríos comenzó en Múnich y luego se ha trasladado a otras ciudades de Europa. Es más, sin tener que practicar el deporte, muchos turistas se acercan a la zona para observar el interesante pasatiempo.

Es que además de este atractivo para los más aventureros, el Parque Inglés ofrece recorridos históricos a través de sus caminitos rodeados de vegetación. Incluso, hasta cuenta con una zona nudista. Es ideal para caminar o recorrer en bicicleta.