Región:
Mundo
Categoría:
Política
Article type:
Informados

Obama en su laberinto

El ex Embajador de Argentina en Estados Unidos, Jose Octavio Bordón, ofreció una conferencia auspiciada por el CARI en la que destacó los puntos imprescindibles para la compresión de la instancia de conversaciones retomada por el Estados Unidos y Cuba

Cuba y Estados Unidos concluyeron este martes, con hermetismo, la tercera ronda de conversaciones con el objetivo de restablecer relaciones diplomáticas. "Entender los temas globales que están más allá de nosotros no nos garantiza el éxito en las políticas nacionales ni en las políticas locales, desconocerlos nos garantiza el fracaso" sentenció José Octavio Bordón durante una sesión académica.

El Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) realizó la sesión académica "Estados Unidos y América Latina después del acuerdo con Cuba" a cargo José Octavio Bordón en el Ciclo de Conferencias organizado por el Comité Estados Unidos, junto al Comité de Asuntos Latinoamericanos del CARI y con el auspicio de la Embajada de los Estados Unidos. Ante una nutrida concurrencia el ex Embajador de Argentina en Estados Unidos y ex Asesor Especial de la Secretaria General de la OEA, solo por mencionar algunas de sus experiencias diplomáticas, participó de la actividad junto al analista político, periodista e historiador Rosendo Fraga, durante el encuentro resaltó algunos puntos imprescindibles para la compresión de la instancia de conversaciones retomada por el Gobierno norteamericano y Cuba anunciada a principio de mes. Para iniciar Bordón simplificó palabras del arquitecto del deshielo, Ricardo Zuñiga, Director para el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en la nueva política de Gobierno de Barack Obama hacia Cuba quien refirió que las medidas son livianas ya que, más allá de su peso, lo que importaba era la declaración. Este paso a paso era necesario para poder implementar medidas más fuertes y profundas a posterior. El ex Embajador refirió que si bien la rueda de negociaciones con Cuba es importante se vio eclipsada por las declaraciones de Obama hacia Venezuela desluciendo la emoción inicial por el dialogo que pondría fin al bloqueo que lleva más de 50 años en la isla. "La sanción a Cuba tenía que ver con otra cuestión que era la Guerra Fría", precisó y agregó, "claramente era la Guerra Fría y los peligros de la lucha armada en la región". La reunión de la OEA de 2014 en la que se votó el acercamiento entre las partes fue una muestra de acercamiento "la comunicación era que no tiene más sentido esta sanción porque lo que la motivó, correcta o incorrectamente, ya no existe", explicó el diplomático.

En virtud de un entendimiento global compartió un panorama de la situación internacional y los actores más importantes en este momento: "el deterioro progresivo de Venezuela y cierta voluntad de un cambio y flexibilizar el funcionamiento económico lo llevo a considerar que era importante hacer un deshielo en las relaciones y buscar soluciones estructurales de un país que ha logrado tener una salud y una educación considerable pero no tenían la capacidad de generar la cantidad de riqueza como para que esa distribución más equitativa de la riqueza pudiera funcionar. Además que tener tanta manipulación en los precios relativos dificultaba la competitividad de crecimiento de la propia economía. Claramente había un nuevo mapa mundial donde entendieron que les convenía esta situación". También abarcó la situación de EEUU al momento de la confirmación anecdótica de inicio de las relaciones diplomáticas: "La proliferación nuclear es otro tema importante y de ahí la relación con irán. Trabajaron mucho en este tema en un marco distinto con muchas expectativas en la primavera árabe y de golpe, con la primavera árabe, apariciones todos estos conflictos con los yihaditas, sunitas, el conflicto en Siria, etc., por lo que busco a través del diálogo con Irán evitar una carrera que puede incendiar la zona, porque también esta Israel, Pakistán, India. Puede ser una cadena de conflictos serios. El dialogo es una cadena siempre complicada donde al costado del camino está la posibilidad del fracaso. En el medio vienen las elecciones del segundo medio término que significó, por múltiples motivos, una derrota para el partido del presidente. Obama en sus primeros pasos después de la elección decidió no ser un pato rengo los últimos dos años de su mandato sino salir con algunas ideas de gobernar. No creo que busque romper completamente con el Congreso pero si decirle -no me voy a subordinar a un Congreso opositor, voy a tener políticas y van a tener que negociar. Y por otro lado es decirle a su partido no estoy dispuesto a renunciar al control de los últimos dos años de mandato -vamos a levantar la bandera demócrata". En el marco de esto la crítica de desde los sectores más conservadores que le criticaban por blandura y debilidad en el tema con Irán y Cuba. De aquí el analista prefirió no asociar a la declaración hacia Venezuela en busca de dar una imagen de firmeza.

Casi sobre el final José Bordón reconoció una "tensión entre Derechos Humanos y Soberanía; y Derechos Humanos y Democracia, en este punto enfatizó que no se debe actuar en favor de uno y detrimento del otro, ya que los gobernantes requieren de una mezcla de buena voluntad, sabiduría y experiencia para resolver estos conflicto por que dejar que se destruyan los Derechos Humanos sobre uno y viceversa es no entender los compromisos con la sociedad del siglo XXI.