Región:
Argentina
Categoría:
Turismo
Article type:
Opinión

Andalgalá: paisaje de Catamarca

Región:
Argentina
Categoría:
Turismo
Article type:
Opinión
Autor/es:
Por Marina Antonella Caruso
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Cerros, arboles, cactus por doquier , animales salvajes, cascadas habilitadas para refrescarse ; flora y fauna a flor de “tierra” para que puedas disfrutar de manera ilimitada, sin que nada ni nadie irrumpa tu momento de paz

Casi 1.500 son los kilómetros que nos separan de aquel lugar que, si bien no debe ser el único, es uno de los pocos en los que todavía se respira esa paz que te da dejar abierta la puerta de tu casa con la certeza de que nadie va a entrar sin previo aviso.

ANDALGALÁ, un pueblito ubicado a 248 kilómetros de San Fernando del Valle, capital de Catamarca, al cual se llega luego de empinadas y angostas cuestas, las cuales vale la pena atravesar para disfrutar del bellísimo paisaje y de la gentileza que ofrecen sus habitantes al momento de recibir a los que llegamos.

Muchas veces uno piensa que, en verano; sol, arena y mar es la combinación perfecta para sobrellevar los calurosos días que proponen los meses de enero, febrero y, podríamos decir, parte de marzo.

Lo cierto es que, en lo particular, pude descubrir que para disfrutar y alivianar esos días agobiantes, hay otras opciones, incluso más económicas, que pueden llevarse a cabo en esa parte del año donde, la mayoría quiere ocupar sus merecidos días de descanso en el lugar más confortable posible.

Cerros, arboles, cactus por doquier , animales salvajes, cascadas habilitadas para refrescarse ; flora y fauna a flor de “tierra” para que puedas disfrutar de manera ilimitada, sin que nada ni nadie irrumpa tu momento de paz y conexión con la naturaleza, que tanto da y poco podemos disfrutar durante el largo año laboral.

La ciudad de Andalgalá ofrece atractivos al aire libre inigualables, tales como La Toma, La Usina y El Potrero donde podemos encontrar agua proveniente de los cerros para que la familia pueda darse un chapuzón , compartir una hermosa jornada bajo los árboles e incluso contemplar la grandeza del creador expresada en el imponente cerro nevado de Aconquija.

Además, no solo se puede disfrutar de lo que la naturaleza provee en este maravilloso paisaje, sino también de las áreas de camping , armadas con nogales, surcadas con ríos y provistas con piletas de natación abiertas al público por precios únicos que van de los 10 a los 15 pesos por persona.

Eso sí, de esta ciudad no podes volver a tu casa sin llevarte el sello distintivo: la Rodocrosita; una piedra semipreciosa, originaria de Catamarca, color rosado, la cual, aunque en las artesanías se use en pequeñas porciones, no es muy económica pero sus cualidades y belleza hacen que el turista no pueda negarse a su adquisición.

Y, por si todo lo que la naturaleza te ofreció durante el día no alcanzó, el pequeño centro de Andalgalá te ofrece una plaza rodeada de mesitas, bajo los árboles, con chiquitos que juegan a tirarse bombuchas y en compañía de gente que, todavía no conoce la desconfianza y ofrecen todo de sí para que tengas una cena tranquila y rodeada de amor.

Info extra:

Todos los años se hace un festival increíble en el que concurre gente de todas las provincias e incluso todo Catamarca se moviliza para estar ahí. Ese Festival se llama “El Fuerte”, en él se concentran cantantes, todos los años uno distinto, este año estuvo Carlos Baute, Los Huayras, Los Tekis, Damián Córdoba, entre otros.