Región:
Argentina
Categoría:
Espectáculos
Article type:
Opinión

Se despide Canción de Cine, un homenaje a las canciones del cine nacional, en su tercera temporada

Región:
Argentina
Categoría:
Espectáculos
Article type:
Opinión
Autor/es:
Por Gustavo Chapur
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Con entrada libre y gratuita en el Teatro Tabaris, Francisco Pesqueira hace un emotivo recorrido por el imaginario del cine argentino.

Con localidades siempre agotadas se vino presentando Canción de Cine, con Francisco Pesqueira, en un espectáculo de gran nivel que Carlos Rottenberg regala al público con entrada libre y gratuita en el marco de la celebración de sus 40 años con el teatro. Este fin de semana se despide en el Teatro Tabaris.

El unipersonal había sido estrenado en el pequeño escenario de El Búho y luego pasó al teatro La Comedia. Sin embargo, el espectáculo nunca es el mismo, porque si bien su esencia se mantiene, Francisco Pesqueira ha evolucionado con talento y trabajo, exhibiendo un dominio escénico y una calidad vocal que en cada reestreno se potencia. Es un musical delicioso por donde se lo mire, y por eso ya en su primera temporada, había sido distinguido como mejor Unipersonal Musical en los Premios Hugo 2013.

Como si toda la obra fuera una película que podría llamarse “Días de Cine”, acompañado por el gran pianista Ramiro Pettina, Pesqueira evoca su infancia con anécdotas, cuando iba con sus padres a los cines de su pueblo cordobés, siendo cautivado por su magia y sus estrellas. “Canción de Cine” funciona como la gran banda sonora de su vida. Y aunque tiene, obviamente, un diseño muy personal, afortunadamente no desborda en un tránsito puramente autorreferencial, gracias al aporte experimentado del director Carlo Argento. Tampoco es un musical destinado solo a gente entrada en años, porque es bien generoso en la propuesta para cubrir diferencias generacionales y datear a los desorientados más púberes.

Las imágenes de la pantalla omnipresente devuelve pasajes y rostros que permanecen guarecidos en la memoria afectiva de cualquier argentino (con algo de aprecio por el arte cinematográfico local). Libertad Lamarque, Tita Merello, Azucena Maizani, Niní Marshall, Lolita Torres, Isabel Sarli, entre tantas, conforman el universo de historia, emociones, humor y fantasía de Pesqueira, a la vez protagonista y espectador.

Su aporte además de rescate, reivindicación y disfrute personal, tiene también una función didáctica y reflexiva, pues la distancia temporal permite evaluar cuánto ha evolucionado el cine nacional en sus temáticas y discursos. Es decir, qué saltos (a veces hacia atrás y otras al frente), dio la sociedad argentina reflejada en este imaginario.

La obra nunca decae, es intensa y dinámica, con una savia que pulsa entusiasmo, nostalgia y sonrisas. Un combo nada sencillo en una puesta con un planteo aparentemente simple. Pesqueira ejercita un desplazamiento por el escenario bien marcado por el director Carlo Argento, quien logra que el actor-cantante no quede opacado por las proyecciones, colocándolo en un diálogo continuo con la pantalla, con el público y consigo mismo. Una charla amena y examinadora entre el pasado y el presente.

La sensación es estar sentado en un viejo cine de barrio con amigos, para atravesar en la pantalla momentos sombríos, otros divertidos, otros culminantes. Se sabe, hay películas que se hicieron solo para lanzar discos de intérpretes del género popular, pero también están las que denuncian, las que hablan de nuestras heridas, de nuestras falencias, de nuestro patetismo, y de nuestras esperanzas. Así, en tiempo presente, porque eso quiere Pesqueira, el cine no muere, salvo cuando lo apuñalamos con el olvido.

Pesqueira canta, baila algo, salta, disfruta en su lugar en el mundo. Es un enamorado del cine nacional y sus figuras. Y ese amor lo comparte, lo exige y lo enseña, con una exquisitez pocas veces vista en un escenario en el que, algo también inusual, el cine y el teatro se dan la mano con respeto y emoción. Se despide una obra para guardar en el corazón. Ojalá vuelva, con más.

INFO

Las entradas gratuitas se retiran una hora antes de comenzar la función.

Canción de Cine / Autoría: Carlo Argento, Francisco Pesqueira, Ramiro Pettina

Intérpretes: Francisco Pesqueira / Músicos: Ramiro Pettina / Diseño de luces: Carlo Argento / Producción ejecutiva: Andrea Widerker / Dirección: Carlo Argento

Teatro Tabaris – Av. Corrientes 831 – CABA / Funciones: Miércoles a Domingos 21.30 hs. / Entrada Libre y Gratuita