Región:
Argentina
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Informados

Masterchef: también ganó Pablo Fekete

Región:
Argentina
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Stefanía Vuono
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

En mi familia están todos relacionados con la abogacía y el derecho, era un poco el mandato familiar. Pero soy de la generación que nació y creció entendiendo que la cocina también puede ser una profesión, dice Pablo

Ya pasaron casi cuatro meses desde que Masterchef terminó, pero para Pablo Fekete, finalista del programa de cocina que buscaba al mejor cocinero amateur del país, eso significó el comienzo de su carrera gastronómica. Hoy con muchas propuestas de trabajo como cocinero, lleva adelante su emprendimiento de servicio de catering, el cual lleva su nombre “Pablo Fekete cocinero”

¿Cómo fue tu vida después de Masterchef?

La verdad fue todo bastante intenso pero muy divertido lo que vino después. Estuve cocinando en varios lugares, en “Keli”, que es un deli al estilo New York, hice eventos privados, y en el verano voy a hacer la carta y el brunch de este lugar que te comenté, estoy muy contento.

Pablo entró al programa dejando en standby su trabajo como abogado, profesión que no sólo él ejerce, sino también su hermano, su padre y hasta su abuelo. Hoy, con el título de finalista bajo el brazo, volvió al estudio donde trabajaba.

¿Cómo combinas trabajar en el estudio con la cocina?

Trabajo en un estudio de abogados, pero no con mi papá y mi hermano, ellos trabajan en el estudio de mi familia. Yo trabajo en otro, y lo que tiene que ver con los eventos lo hago los fines de semana. Es una cuestión de organizarse y hacer varias cosas a la vez. Haciendo un poco malabares, llegando cansado, pero es divertido, no dejo nada de lado, siempre encuentro un lugar para todo.

Las compras las hace él de madrugada, a veces realiza los pedidos por internet a un proveedor de 3 Arroyos que le acerca la mercadería hasta el estudio. “A veces hago los pedidos por internet a un proveedor de 3 Arroyos, que encima son re buena onda y me lo traen al estudio, en la heladera del estudio tengo brotes de repollo baby, zanahorias de colores, es muy divertido porque genera una linda presión hacer todo y hacer todo bien.”

¿Cuándo empezaste a tener propuestas para realizar eventos?

Yo durante el programa empecé a tener propuestas de laburo, me ponía contento porque la gente en los desafíos veía como laburaba, te quería, te decía bueno si te interesa esto llamame después del programa. Por cuestiones que en ese momento estaba concursando no podía y no me gusta hacer las cosas en caliente, puse mente fría. Hice un evento para Unilever, que son marcas que esta bueno que te busquen, estoy haciendo asesorías para restaurantes de acá y de afuera, y así por recomendaciones, hasta clientes me han hablado para hacer cosas, y la verdad estoy muy contento.

¿Cómo te organizas para calcular cuánto comprar para un evento?

Es verdad me falta ese background, es un poco tire y afloje, prueba y error, te vas acostumbrando, es un poco ir probando, cuánto te insume uno y después multiplicas por 20, por 60, y buen la verdad siempre mi viejo me dijo de chico “calcula de más, porque si te quedas corto no podes pilotearla” y por ahora me resultó.

¿Tenés pensado estudiar cocina?

Ahí hay una relación con el derecho, yo me recibí sin haber tenido práctica de la profesión, y llegó un punto donde los libros es una cosa, pero salís al mundo real con la matrícula y ahí haces la experiencia. Y creo que con la cocina pasa un poco eso, las verdaderas armas las haces cocinando. Si bien obviamente hay una formación académica que es súper importante, que me gustaría hacer sobre todo por la beca, se me es difícil con el laburo. Yo desde chico, siempre fui muy curioso, y casi siempre me preguntaba cómo se hace esto, una salsa un merengue, una crema, una carne y su tiempo de cocción, lo estudié por mi cuenta, entonces como que ese lado lo tengo un poco cubierto y no quedo tan en falta, creo que la limitación es propia. Si queres aprender sea en escuela o por tu cuenta, hoy está. Y eso creo q es un buen mensaje para la gente que se va a anotar el año viene, no porque yo sea experto en la materia, pero estuve en el programa, y también un poco me gustaría que el que vaya sepa que con el mismo internet como digo yo que te metes a ver como salió River, te permite encontrar todas las recetas que queres. Yo no conozco la cocina de Marruecos, pero puedo hacer mi adaptación de esa cocina, y así me paso en un desafío, que era cocina del norte, cocinando con Laureano, yo no conocía el norte, el sí, pero yo había leído, estudiado, y si bien no había probado algo hecho en Salta, si me había imaginado, lo importante es no quedarse con los brazos cruzados.

¿Por qué derecho y no cocina?

En mi familia están todos relacionados con el derecho, mi hermano, mi papá, mi abuelo, y era un poco el mandato familiar, y la cocina era vista como un hobby. Yo capaz soy de la generación que nació y creció entendiendo que la cocina también puede ser una profesión, una salida laboral para todos, uno no entra a una cocina por ser alto bajo, lindo o feo, sino por mérito.

¿Pensás seguir con abogacía?

Sí, tengo ganas. Por ahora todos los eventos que hice los hice los fines de semana, y mientras pueda y lo disfrute voy a hacer las dos cosas. Al estudio le tengo que prender una vela porque me bancaron, me pedí una licencia, me la dieron y cuando volví me estaban esperando con los brazos abiertos. Yo me fui un viernes y a mis jefes les dije, yo puedo volver la semana que viene si no paso la primera rueda, o puedo volver cuando termine, y cuando volví y cómo volví, un poco justifique que no me había ido en vano.

¿Y si algún día tenés que elegir?

Y si algún día tengo que elegir veré que a la noche no me deja dormir tranquilo y lo que no disfrute. Por ahora disfruto de las dos cosas y está bueno que la gente tenga un buen asesoramiento durante la semana y los fines de semana se relaje comiendo algo. Comer y abogado van a necesitar todos los días.

Para realizar algunos eventos Pablo, a veces, recurre a la ayuda de sus ex compañeros del programa “en algunos eventos me ayudó Lujan, (María Lujan Martínez Vidal), es una amiga con la cual tenemos un paladar parecido. Otros eventos los hice solo, depende mucho de la cantidad de personas. La idea es que cuando la gente se contacta conmigo yo les armo una propuesta en base a lo que la gente busca.”

¿Seguís en contacto con los participantes entonces?

Sí, me veo con muchos, de hecho ahora había una cena en la casa de Lujan a la cual no estoy yendo, pero con gusto estoy dando esta nota. Hay un grupo muy lindo, de hecho con las personas que quizás más se me había enfrentado en el programa, como Laureano y Juan, son hoy dos de mis mejores amigos. Uno tiene que entender que era un programa de televisión, que hay una edición y me sirvió a mí como televidente, había preconceptos que tenía de un montón de personas, entre ellos cocineros que vinieron al programa, que hoy los pude derribar. Hoy veo la tele con otros ojos.

¿Cómo te ves de acá a diez años?

Me encantaría tener un food track y hacer una propuesta de comida en el microcentro, cosa que ya estoy desarrollando en base a eso, y me veo con esos dos proyectos personales y en el derecho. Me aburro fácil. En la cocina ofreciendo menús de temporada ya que se está apuntando a eso, cartas más chicas, propuestas semanales, estacionales. Lo fresco, lo q se consiga.