Región:
Argentina
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Informados

Gungur: los mejores sabores de la India en Buenos Aires

Región:
Argentina
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Stefanía Vuono
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

El chef Rabindra Nath Jana considera su restaurante como la pequeña India, su Little India en Palermo, pleno corazón de Buenos Aires

A tan solo un mes y unos pocos días de la apertura de “Gungur”, el chef Rabindra Nath Jana (38) nos abrió sus puertas para mostrarnos su pequeña India, como así llama él a su restó que ofrece todos los sabores basados exclusivamente en la gastronomía India.

Con una gran pasión por la cocina, Rabindra se abre y cuenta cómo comenzó en el mundo de la gastronomía y cómo llegó a la Argentina, donde actualmente radica junto a su mujer (argentina) y su hija de 2 años.

En el año 2007 llegó a nuestro país, de la mano de su jefe, quien quería abrir un restaurante de cocina típica de la India, fue él quien lo trajo, y desde allí no dejó de trabajar.

“Vine en el 2007, cuando llegué me pareció otro mundo, India nada que ver a la Argentina. El único problema fue el idioma, necesitaba hablar, después de un mes podía hablar solo en el ámbito de cocina.”

Rabindra comparte su local junto con un estudio de danzas, el cual enseña los bailes típicos de la india, y junto a un pequeño local de ropa. Por ello el llama a este local “Little India” ya que al entrar nos encontramos en un mundo aparte, con figuras, y una ambientación totalmente adaptada a su país, que nos hacen sentir que nos encontramos en Asia del sur; más aun escuchando la música de fondo típica de la República.

“Había baile, había ropa, faltaba comida y acá estoy. A la noche es solamente con reserva. Acá dan clases de música también por eso los shows a veces son de baile y a veces de música en vivo con citara, (instrumento típico de su país).”

Abre de lunes a jueves, ofrece almuerzo y merienda, y los fines de semanas solamente realiza cenas para 20 a 25 personas a puertas cerradas, con lo cual solo se puede concurrir con reserva.

“La cocina india está muy relacionada con la religión y cada religión es diferente, hay una religión que no permite comer ni cebolla ni ajo, por ejemplo los Hare krishna, porque dicen que tienen una energía muy alta entonces si los comes y haces una meditación no te podes relajar”.

Hay comida mas “tipo templo”, y luego la gastronomía de la india, en ninguno de ambos casos se utiliza carne vacuna pero si todo el resto.

“Otra de las religiones por ejemplo no permite comer las cosas que crecen bajo tierra, entonces para ellos, hay especias preparadas que tienen el mismo gusto que la cebolla y el ajo, son en polvo, hay también una sal negra, con igual gusto que el huevo. Todo esto si hablamos de la religión, pero cocina India es todo, cuando hablamos de gastronomía de la india es todo.”

Si tenemos que decir una característica respecto a la cocina india, lo primero que sale a la luz son las especias. En este país se caracterizan por la utilización de muchas y diversas especias las cuales dan un sabor particular y característico a cada plato.

“Nosotros usamos muchos condimentos porque hay mucha gente vegetariana, más de la mitad de la gente de la india lo es. Por eso si no condimentan la verdura no tiene gusto a nada.”

Él es de Calcuta en Bengala, allí se come mucho pescado y se cocina con aceite de mostaza, es muy fuerte, muy rico, color rojo, y cuando se cocina el pescado, no deja olor por el tipo de aceite.

“Cuando terminé contrato con mi jefe quería hacer algo diferente, porque la comida de la India no es muy conocida, como sí lo es en Londres por ejemplo, en Inglaterra comen más comida de la India que su comida, acá la gente no conoce nuestra comida, entones me preguntan, ¿es muy picante? Pero no es solo picante, son muchos condimentos, mucha variedad de condimentos. Acá el paladar argentino no está tan acostumbrado pero es eso, es cuestión de costumbre.”

Su plato fuerte es el pollo masala, el cual lleva tomate, castañas y especias con una salsa especial. Todos los paltos que cocina son naturales, en ningún se utilizan crema ni manteca, solamente usa un poquito de aceite, pero siempre mucho condimento, para dar sabor, “es un sabor fuerte para los argentinos, pero acá adaptamos el nivel de picante, los condimentos los aromas son esenciales.”

Para reemplazar la manteca utiliza castañas, a este fruto seco lo cocina, lo procesa y este resultado le da una pasta parecida a una crema, con esto logra darle cuerpo, espesor y color a sus preparaciones evitando utilizar grasa.

Además de cocinar también da clases, para aquellos interesados en la cocina india. “Acá es muy común la comida china. Yo doy clases particulares de cocina en mi casa ya hace más de dos años, también di clases en el IAG, porque acá no hay ningún programa, ninguna revista, que enseñe la cocina de mi país. También fui dos o tres veces a Cocineros Argentinos.

Respecto a la gastronomía argentina asegura: “Acá no hay comida argentina, es una combinación de todo. Pero sí me gusta a veces comer una milanesa al horno, una empanada bien condimentada. Ahora pastas no. Nosotros comemos más al estilo chino.”

Viaja cada dos años a su país natal para visitar a su familia, y aprovecha para traerse aquellas especias que aquí no logra conseguir. “Cuando te bajas del avión, inmediatamente oles india”.

Vivir en Argentina para Rabindra es muy tranquilo, y esa misma tranquilidad transmite al contar con tanta pasión los sabores de su tierra. Sin dudas, nos transporta a su país con tan solo dejarnos probar algunos de sus platos o simplemente acordarnos de la India al oler en el ambiente sus especias.