Región:
Argentina
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Informados

El secreto de Narda Lepes: comer y pasarla bien

Región:
Argentina
Categoría:
Gastronomía
Article type:
Informados
Autor/es:
Por Stefanía Vuono
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Con una gran trayectoria, dueña de un carisma único, y siempre con una sonrisa en la cara, Narda Lepes deja en claro que así como le puso de título a uno de sus libros, “Comer y pasarla bien”, es el secreto de esta maravillosa profesión

En el marco del evento presentación de “Masticar” y como una de las organizadoras de esta feria, la cual contará con una entrada accesible, charlas y clases gratuitas durante todo el día, Narda Lepes, una de las cocineras más prestigiosas de Argentina, habló de la cultura gastronómica argentina, la cocina fusión, su vida, y qué recomienda para aquellos que quieren seguir sus pasos dentro del mundo de la cocina.

Narda participa activamente en “ACELGA” (Asociación de Cocineros y Empresarios Ligados a la Gastronomía Argentina), la cual tiene como objetivo trabajar y promover la cultura gastronómica argentina. “Nuestro objetivo es trabajar promover y comprar nosotros mismos lo que hacemos primero, creer en lo que hacemos y mostrarla”, asegura.

Sabemos que te gusta mucho la cocina fusión, ¿crees que Argentina es una gran cocina fusión?

“Es una palabra que no se usa tanto pero en realidad casi todo el mundo lo hace, incluso la cocina de inmigrantes lo es, la cocina que comemos acá en la capital, es bastante así, hasta te diría si querés analizar y tomarlo con pinzas, los spaghetti con salsa de tomate; el tomate es americano, los spaghetti son asiáticos, y todo está hecho en Italia. Entones es más que nada entender el producto con el que estamos trabajando, en el clima que estamos trabajando y que viaja bien y que no. Una vez que se acomoda eso puede resultar algo bueno o no, a veces comes algo y no te gusta, pero creo que hay que respetar las culturas.”

Dejando clara su postura y cómo ve la unión de las culturas en algo que a veces parece tan simple como un plato de fideos, asegura que la tradición es con lo que uno nació, lo que uno hereda, y la cultura es con lo que vivimos día a día. “Todos vivimos la cultura, y algunos se dedican a la tradición”

¿Cómo combinas ser madre, viajar, cocinar, tener un programa y escribir para una revista?

Entre risas responde, “Como pueda laburar la culpa todo lo que pueda. Una de las cosas que me permitió la posición en la que fui madre, también en la edad en la que lo fui (38 años), fui es que estaba más plantada, creo que si sos madre más chica debe tener sus ventajas por un lado, pero también tenés que hacerte profesional con tu hijo, yo ya como profesional estaba encaminada. Por otro lado tomamos con el padre ciertas decisiones como no niñera, pero lo hice porque podía. Porque no tengo un trabajo donde no puedo ir con mi hija de 9 a 17, si tuviese ese trabajo no podría hacerlo, y obviamente tenemos un circuito de ayuda. Es un equilibrio y también hay que equilibrar la culpa, de que sí, viajo mucho pero la verdad es que se crío, se cría con nosotros.”

¿Te gustaría que ella siga tus pasos?

“Me gustaría que siga mis pasos en el sentido de que encontré lo que me gustaba hacer y de lo cual me gusta seguir aprendiendo. Sea hacer casas, leer libros, pero que haga lo que más le guste.”

Para finalizar, ¿qué podes aconsejar a los que quieren estudiar cocina, o a los que aman la cocina?

“Son muchas horas, la paga no es buena, no vas más al cine con tus amigos, no vas más a los cumpleaños, tu vida cambia mucho a lo que estabas acostumbrado, pero de vuelta, si es lo que te gusta, vas a estar feliz con todas esas condiciones. Asique al que este empezando, que se busque un buen primer jefe, que aprenda a trabajar, hay que saber limpiar, porque vos no podes esperar que la persona que hace ese trabajo por necesidad, porque por lo general la persona que hace ese trabajo lo hace por necesidad, sepa cómo hacerlo bien, creo que es responsabilidad del cocinero saber cómo limpiar una campana, cómo limpiar una heladera, una plancha de hierro, hay que saber hacerlo para saber pedir. Y hay veces que muchos cocineros dicen “no yo soy cocinero no limpio”, y si sos cocinero, tenés que saber limpiar.”

Con una gran trayectoria, dueña de un carisma único, y siempre con una sonrisa en la cara, Narda Lepes deja en claro que así como le puso de título a uno de sus libros, “Comer y pasarla bien”, es el secreto de esta maravillosa profesión.