Región:
Argentina
Categoría:
Espectáculos
Article type:
Informados

El Festival y Mundial de Tango 2014 llegó a su fin

Los campeones fueron Manuela Rossi y Juan Malizia Gatti con una puntuación casi perfecta de 9.11, abrazando como locales el tituló del Mundial 2014

La ronca maldición maleva copó el estadio Luna Park para coronar sus nuevos campeones mundiales. El Festival y Mundial de Tango 2014 llegó a su fin y muy lejos de entrar en el pasado dos parejas quedan en la historia del tango por su talento, elegancia y dedicación.

Luego de doce días en los que se pudo disfrutar al máximo de este Patrimonio de la Humanidad el Palacio de los Deportes recibió a butacas llenas en doble jornada a los finalistas de esta ardiente competencia por el título mundial en las categorías Pista y Escenario. Con representantes de 42 países esta edición tuvo record en participantes: Letonia, Austria, Singapur, Egipto, Rusia y Grecia solo por nombrar algunos de los presentes.

La pareja campeona del mundo en Tango Escenario resultó ser la conformada por Juan Malizia Gatti y Manuela Rossi, representando a la Ciudad de Buenos Aires. El segundo lugar fue para la pareja de Los Polvorines, Provincia de Buenos Aires, integrada por Hugo Mastrolorenzo y Agustina Vignau Polvorines. El tercer puesto nuevamente fue para dos representantes de la Ciudad de Buenos Aires: Jesús Taborda y Shirley Xuany Xu. El cuarto puesto se lo llevaron los hermanos Germán Gabriel Filipelli y Nicolás Martín Filipelli de Lanús y el quinto lugar fue para Juan Pablo Bulich y Rocío Garcia Liendo también representando a la Ciudad de Buenos Aires. Además obtuvieron el premió a la pareja extranjera con mejor puntaje de la competencia, los Colombianos Alexander Moncada Rojas y Alexandra Sanchez oriundos de la Ciudad de Cali.

La gran final comenzó el martes con la especialidad en "Tango Pista", 38 parejas que se disputaron en el escenario el voto del jurado pero la consagración fue para la pareja porteña formada por Lorena González y Sebastián Acosta. El segundo puesto fue para los colombianos Alexandra Yepes y Edwin Espinosa de Bogotá (Colombia) y el tercer lugar, para sus compatriotas María Alejandra Sánchez y John Alexander Rojas de Cali (Colombia). Sandra Mihanovich coronó la velada con un homenaje a Eladia Blázquez.

Y es todo tan fugaz que este martes fue el turno de la categoría Escenario para cerrar con broche de oro, 20 parejas (16 de Argentina, 2 de Colombia, 1 de Rusia y 1 de Grecia) hicieron honor al dramatismo de esta danza y desplegaron su imaginación para interpretar temas de los maestros del tango. Entre tanto ocho, barrida, cunita y alzada la perlitas de la competencia fue la participación de la pareja conformada por los hermanos Filipeli (Nicolás y German) quienes demostraron que el tanto es cosa de guapo. Finalizada la ronda se presentó un fragmento del espectáculo "Revelación: A la sombra de un tango, abrazame para siempre "que comenzara una gira por Europa en los próximos meses, Julia Zenko interpretó "Balada para mi muerte" y " Los pajaros perdidos" de manera tan sentida que toco la fibra imtima de todos los presentes y se proyectó una conmemoración a Anibal "Pichuco" Troilo por los 100 años de su nacimiento en el que se pudo ver entre otros al maestro José Colangelo, ex pianista de Troilo, recordando palabras del gran compositor: "No dejes que te roben el moño de comunión"; "pibe vos tocas con alegría, no la pierdas. Y si vas a llegar tarde, que sea por una linda mina".

Los bailarines retomaron el protagonismo en la pista para los resultados finales que definieron en el cuarto lugar a la pareja de los hermanos Filipeli con un puntaje total de 8,81, en tercer lugar la dupla de doble nacionalidad conformada por Shirley Xu ( China) y Jesus Taborda ( Argentina), con un total de 9,01 los representantes de Los Polvorines Agustina Vignau y Hugo Mastrolorenzo obtuvieron el segundo puesto y los campeones fueron Manuela Rossi y Juan Malizia Gatti con una puntuación casi perfecta de 9.11 abrazando como locales el tituló del Mundial 2014. Adiós amor feliz, dice un poema de Cesar Gomila, como emoción serena, mezcla de dulzura y pena (...), a todos los fanáticos, a los viejos, los nuevos, los de siempre y los que descubrieron a través de este Festival ese no sé qué por el 2x4 a seguir palpitándolo en todas las milongas y clubes dispersos por el país y el mundo esperando el próximo canyengue.