Región:
Argentina
Categoría:
Deportes
Article type:
Opinión

Murió Don Julio, el capitán del equipo

El fútbol era su pasión y la pelota le regaló su último mundial. Argentina fue finalista y aunque no vio a Messi alzar la copa, la misión para él estaba cumplida.

Julio Grondona estuvo 35 años al frente de laAsociación del Fútbol Argentino.

Fue también vicepresidente de la FIFA. Hizo una gran carrera como dirigente.

La inició en el modesto Arsenal de Sarandi, el club de su barrio. Fue uno de sus fundadores.

También se puso la camiseta, fue futbolista de su querida institución y luego la presidió por 20 años.

Tiempo después condujo los destinos de Independiente.

En 1979, a los 47 años de edad, se convirtió en presidente de la AFA. Allí construyó mucho poder.

Por eso tuvo tantos amigos como enemigos. Unos lo veneraron, otros lo enfrentaron.

Grondona fue objetivamente un líder. Apeló a su habilidad política para capear las tormentas y mantenerse en su cargo.

La pérdida de su esposa lo afectó en los últimos años de su vida. El fallecimiento de Nelly le doblegó alma. Ya no era el mismo.

El fútbol era su pasión y la pelota le regaló su último mundial. Argentina fue finalista y aunque no vio a Messi alzar la copa, la misión para él estaba cumplida.

La muerte lo sorprendió cuando le buscaba técnico al seleccionado. Le falló el corazón. El que siempre tuvo bien encendido.