Región:
Mundo
Categoría:
Política

G77+China define en Bolivia la agenda de ONU post 2015

Cinco son los retos fundamentales que serán considerados en el cónclave, en lo que el gobierno de Bolivia, anfitrión del encuentro, ha denominado la Agenda Post-2015

El G77+China inaugurará mañana sábado en Santa Cruz, Bolivia, en su 50 aniversario, una cumbre crucial e histórica para reencaminar el rumbo del bloque que trabajará para elaborar estrategias que sean base del debate de la nueva agenda del Milenio post 2015.

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, confirmó hoy la conclusión del proceso de consenso y redacción de los más 200 puntos del documento base del debate post 2015 en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A su vez, el embajador adjunto de Bolivia en la ONU, Reymi Ferreira, dijo que la "Declaración de Santa Cruz apuntará a fortalecer el G77+China, y a encaminar su acción en la lucha contra la pobreza, la reducción de la desigualdad, la protección medioambiental, el fortalecimiento del comercio justo y la cooperación Sur-Sur".

En esa misma línea, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó a los miembros de este encuentro mundial y al organismo internacional que representa a "trabajar juntos en una sola dirección para conocer el buen vivir".

También pidió redoblar esfuerzos para alcanzar las metas del milenio en 2015.

"El próximo año marca la fecha límite de las Metas del Milenio. Debemos redoblar el trabajo para alcanzar los objetivos trazados, luego tenemos que tener una discusión global sobre el cambio climático, y tener una agenda de desarrollo post 2015.

"Necesitamos trabajar en conjunto entre el G77 y las Naciones Unidas. Trabajando juntos en una sola dirección todos podemos conocer el buen vivir", indicó.

Este evento mundial será el encuentro multilateral más importante que haya vivido Bolivia en toda su historia, cuando se inaugure mañana sábado y concluya el domingo con una declaración.

Hasta el momento, han confirmado su participación 100 delegaciones, 26 presidentes, cinco primeros ministros y cinco vicepresidentes, pero también será una cumbre de ausencias.

Los presidentes del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) no llegarán hasta Santa Cruz por diferentes motivos.

Tampoco vendrán otros presidentes que son referentes sudamericanos, como Michelle Bachelet de Chile -por la demanda marítima boliviana ante La Haya, que ha enfriado las relaciones- y Juan Manuel Santos de Colombia, que el domingo enfrentará la segunda ronda para su posible reelección.

AGENDA

Cinco son los retos fundamentales que serán considerados en el cónclave, en lo que el gobierno de Bolivia, anfitrión del encuentro, ha denominado la Agenda Post-2015.

El primero es fortalecer el comercio sur-sur con la apertura de mercados para los países menos desarrollados; el segundo, la reducción de la pobreza y el analfabetismo a través del cumplimiento de las Metas del Milenio.

El tercero es la protección del medioambiente y el freno al cambio climático, y el cuarto, revitalizar la institucionalidad del G77+China, que le permita dejar de ser un bloque meramente electoral en la Asamblea General de la ONU.

El quinto es formular un modelo económico y geopolítico alternativo viable y sustentable que actúe como alternativa a la globalización a través de un comercio más justo y plural para los pueblos.