Región:
Asia
Categoría:
Economía

Mercado chino es "atractivo para el vino chileno"

El mercado chino para el vino es muy distinto al de Europa y Estados Unidos y hay que tener representantes en China para que manejen el negocio

El mercado de China es muy atractivo para el vino chileno y muchas viñas chilenas están empleando diversos recursos para la promoción de sus productos en ese país, dijo a Xinhua Claudia Soler, gerente de Investigaciones de Vinos de Chile.

Durante una visita a la viña Casas del Bosque, Soler explicó que hay algunas viñas que ya tienen oficinas en ese país, entre ellas Concha y Toro y San Pedro, indicando que "el mercado chino para el vino es muy distinto al de Europa y Estados Unidos y hay que tener representantes en China para que manejen el negocio".

Afirmó que "todavía estamos descubriendo a ese mercado, que tiene un gran potencial y ya tenemos una oficina en Beijing y hacemos actividades de promoción del vino", incluso a través de las redes sociales, usando diferentes plataformas de Internet, incluyendo una página web en chino.

"Si bien en China ha venido creciendo rápidamente el consumo del vino, está experimentando una reducción" desde el 2013, acotó.

Soler destacó que "el vino es uno de los embajadores de Chile en el mundo" y, aunque es considerado como un commoditie, "llega con la marca de Chile a la mesa de los consumidores".

Respecto a la situación del vino a nivel mundial, señaló que, año tras año, se ha ido reduciendo el consumo en la Unión Europea. "Hasta el 2008, se observaba un crecimiento continuo, pero la crisis económica a nivel mundial hizo que se registrara una caída.

Se estima que en el 2013, hubo una reducción de un 2,2 por ciento en el comercio del vino a nivel mundial, pero en valor aumentó ligeramente en un 1,5 por ciento, principalmente por el aumento de los precios.

"La recuperación del consumo no se ha llegado aún. Europa, que tradicionalmente era gran consumidora de vino, tuvo una recesión en 2012 y 2013 y Estados Unidos, que el principal mercado a nivel mundial, ha ido experimentando un crecimiento cada vez más lento en sus niveles de consumo de este producto", aseguró.

Por su parte, los países de Sudámerica han ido aumentando su consumo, pero "no son capaces de compensar la caída en los países europeos.

Soler dijo que hubo variaciones a la baja en las exportaciones del producto porque Italia, España y Francia las disminuyeron y "Chile, en términos de volumen, está en el cuarto lugar después de esos países y, en el 2013, fue un gran exportador de vino a granel hacia España y Estados Unidos.

La gerente de Vinos Chile explicó que, en términos de importaciones, Francia sufrió una caída en el 2013, aunque en cuanto al valor tuvo un alza porque se elevaron los precios, y Gran Bretaña también disminuyó sus compras.

Indicó que Alemania se mantuvo en el nivel de sus exportaciones, pero crece también en el valor del vino, y Rusia experimenta un fuerte aumento de precios.

Aseguró que la industria vinícola chilena "es una combinación del viejo mundo y el nuevo mundo porque en el país se produce vino desde los años 1600, cuando las variedades clásicas fueron traídas por los conquistadores españoles".

El país cuenta con unas 130.000 hectáreas para producir la uva, de las cuales la mayoría son de las varieades tinta, principalmente Cabernet Sauvignon, que representan el 75 por ciento del total, mientras las variedades blancas llegan al 25 por ciento.

La especialista recordó que Chile cuenta con otras variedades como Merlot y Camenere y están apareciendo otras como Chardonet, Sirah y otras.

Todo ello, según Soler, justifica que se diga que "Chile es un paraíso vitivinícola por las características del país y los efectos positivos que provocan la Cordillera de Los Andes y el Océano Pacífico en la producción del vino, debido a la variedad de los suelos, aguas y climas, que no se da en otras naciones.

Dijo que "tenemos el escenario perfecto para la producción de las viñas: noches frías, inviernos lluviosos, veranos cálidos y baja humedad atmosférica y diferencias entre las temperatura de día y la noche" y comentó que Chile está libre de la peste phylloxera.

La actual industria del vino chilena partió en los años 70 del siglo pasado en el Valle Central del país y, a partir de 1999, comenzaron a surgir zonas como el Valle de Casablanca, donde se ubica la viña Casas del Bosque.

A partir del 2000, se localizan zonas para producir el vino, como los valles del Elqui, Limarí, Choapa, San Antonio, Aconcagua y Maipo, todos en la parte central del país, donde se establecen nuevas zonas productivas, que han ido creciendo en los últimos años.

"Todo ello demuestra que nuestra industria del vino es muy emprendedora", concluyó.

En la visita a la Viña Casas del Bosque, se puso observar las modernas instalaciones de su planta de producción de vino y los viñedos que recientemente fueron faenados.

El valle de Casablanca, ubicado a unos 25 kilómetros de Valparaíso y unos 100 de Santiago, cuenta con 6.000 hectáreas de viñas, con altos estándares de producción, tecnologías de punta y riego tecnificado, siendo su especialidad los vinos blancos.

No cuenta con ríos y el agua para regar las viñas se extrae de pozos, lo que contribuye a mantener una calidad estable del vino, y forma parte de la "Ruta del Vino", muy apreciada por el turismo nacional e internacional.

Copyright: Agencia de Noticias Xinhua