Región:
América
Categoría:
Economía

Argentina y Brasil confirman y prorrogan acuerdo automotriz

Lo firmaron los ministros de Economía, Industria, cancilleres y embajadores de ambos países. Se prorrogó por un año la vigencia del 38 Protocolo Adicional y se comprometieron a elaborar en estos meses un acuerdo que se extienda del 2015-2020

Los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, acordaron con el titular de la cartera de Industria de Brasil, Mauro Borges, prorrogar por un año, hasta el 30 de junio de 2015, con un flex de comercio de 1,5 dólar, la vigencia del trigésimo octavo Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica N° 14. Del encuentro también participó el canciller Héctor Timerman.

Se comprometieron también a iniciar negociaciones, que serán realizadas entre julio de 2014 y marzo de 2015, para elaborar un nuevo acuerdo, a ser aplicado a partir de 1° de julio de 2015 al intercambio comercial de productos automotores.

"El objetivo es equilibrar el comercio. Este acuerdo dará lugar a una previsibilidad", remarcó el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Incluye, entre otras propuestas, la modificación de la regla de origen, tendiente a incrementar el contenido regional y de autopartes; la construcción de una política industrial común para autopartes, al amparo del Acuerdo, que considere la revisión de la estructura arancelaria y de los diversos mecanismos que perforen los aranceles.

También contempla la relación entre terminales y fabricantes de autopartes, con el objeto de diseñar las bases para una relación sustentable y equilibrada entre terminales, sistemistas y autopartistas y la definición sobre las políticas nacionales de apoyo al sector automotor, entre otras cuestiones de relevancia.

El Comité Automotor trabajará, además, en las negociaciones comerciales con terceros países y/o bloques de países y en las directrices para un régimen automotor del Mercosur.

Al mismo tiempo, los sectores privados de ambos países vinculados a la industria automotriz se comprometen a desarrollar trabajos conjuntos, con la cooperación de los respectivos gobiernos, con vistas a alcanzar, tanto en Argentina como en Brasil, las siguientes metas:

1. Mantener la participación mutua mínima, en los respectivos mercados de vehículos, que es el 11 % de vehículos argentinos en el mercado brasileño y del 44,3% de unidades brasileños en el mercado argentino. En ambos casos, el mercado será calculado sobre la base del patentamiento que también será utilizado como base para el monitoreo mensual.

2. Procurar el aumento de la oferta competitiva de autopartes en la región, para obtener una mayor participación relativa y mutua, de esas autopartes regionales, en la producción automotriz de los dos países. Para esto, en un plazo máximo de 120 días, se identificarán autopartes importadas (especialmente las no producidas en la región) y las potencialidades de producción competitiva en la región. Se impulsarán inversiones productivas en ese sentido y se realizarán rondas de negocios entre empresas de ambos países para explorar las potencialidades de la industria de autopartes.

"El acuerdo entre los gobiernos de Argentina y Brail tiene que ver con la ampliación del protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica N° 14" dijo Kicillof y alentó a que el protocolo que se firmará con metas 2015/2020 "viene a coronar una larga e intensa negociación de acuerdos mutuos de la industria automotriz".

Agregó que le imprimirá "certidumbre" y aportará a alcanzar un "mejor balance al comercio bilateral, dando una palanca para que el sector pueda seguir creciendo", completó el ministro de Economía.

Por su parte el canciller Héctor Timerman señaló que estos "acuerdos son un capítulo más en este diálogo que tenemos Argentina y Brasil, en la defensa de intereses".

Además agradeció y resaltó la posición de Brasil ante el reclamo de los fondos buitres en la justicia de Estados Unidos. "Hace unas semanas Brasil se presentó en Estados Unidos en apoyo a la Argentina frente a los fondos buitres".

En cuanto a los acuerdos señaló que muestra a "dos estados trabajando para crear más y mejor empleo".

Por su parte la ministra de Industria Débora Giorgi indicó que "teníamos un importate desafío. Nos enfrentábamos a la finalización del Instituto legal normativo del comercio bilateral autonotriz, el protocolo terminaba de regir el 1 de julio de este año".

Agreg´que el segundo desafío estaba asociado "a una fuerte desaceleración de los mercados en la Argentina y en Brasil. Los remesones tienen que ver con poder articular un flujo de comercio con el principal importador: Brasil".

"Le tapamos la boca a muchos que decían que el Mercosur no sirve. La prueba de lo que pudimos hacer muestra que el Mercosur está vivo, de pie, y va a hacia adelante", conluyó.