Región:
América
Categoría:
Deportes

Brasileños ovacionan a Messi en práctica abierta

El astro argentino Lionel Messi mostró su agradecimiento a un aficionado brasileño que reconoció su calidad futbolística, regalándole la sudadera que llevaba durante el entrenamiento

Miles de brasileños y argentinos disfrutaron de una noche mágica con la presentación en público del astro Lionel Messi y la selección argentina en una práctica abierta en el estadio Independencia de Belo Horizonte, a cuatro días de su debut en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Las cerca de 6.500 personas que consiguieron su entrada gratis el martes estallaron cuando el equipo de Alejandro Sabella encabezado por el crack del Barcelona salió al campo de juego del Club América, situada en el popular barrio Horto de la capital de Minas Gerais.

Argentina tiene su búnker en Cidade do Galo, el centro de entrenamiento del Atlético Mineiro en las afueras de Belo Horizonte, y la presentación ante el público local es una exigencia de la FIFA a las selecciones que participan en el Mundial.

El entrenamiento, que comenzó pasadas las 18H00 locales y duró 45 minutos, incluyó un "loco" (un jugador rodeado de compañeros a los que trata de robar el balón) y partidos de fútbol-tenis en el centro de la cancha.

El público, la mayoría de ellos brasileños y ubicado en las dos tribunas habilitadas, cantó y alentó a los argentinos en esta noche especial, sobre todo para aquellos que no tienen entradas para los partidos de la albiceleste en el Mundial.

"Para mí es un sueño porque no pensaba que iba a ver a Messi aquí en Belo Horizonte. En primer lugar, hincho por Argentina", contó Alex, un trabajador bancario de 38 años que habla español.

"Estuve allá, fui a la Bombonera (el estadio de Boca Juniors) y de a poco me enamoré del país. Aquí en Belo Horizonte somos muchos los que tenemos a Argentina como nuestro primer equipo", explicó este joven rubio y gafas que vestía la camiseta albiceleste.

Falla de seguridad:

Camino a los vestuarios, un rápido hincha brasileño que logró burlar la vigilancia se colocó delante de Messi y simuló lustrar sus zapatillas. Luego lo abrazó y en reciprocidad, el argentino le regaló al aficionado la sudadera que llevaba.

Apenas recibió la prenda, agentes de seguridad se lo llevaron del lugar, pero al descuidar la zona, llegaron más aficionados a saludar y postrarse ante el estrella del multicampeón club español Barcelona.

Antes de la irrupción, los argentinos pudieron entrenar durante unos 40 minutos, dejando ver sus habilidades y dominio de balón.

Argentina forma parte del Grupo F junto a Bosnia, Irán y Nigeria. Su primer compromiso será el domingo 15 ante Bosnia, en Río de Janeiro.