Región:
Mundo
Categoría:
Política

Francisco ofreció "su casa" en el Vaticano para que palestinos e israelíes alcancen la paz

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó que se trata de una invitación formal a ambos líderes para hablar de paz "en un sentido religioso" y dijo que la intención del pontífice es que este encuentro pueda tener lugar en el Vaticano

El papa Francisco ofreció "su casa en el Vaticano" para que palestinos e israelíes mantengan reuniones para alcanzar la paz en medio oriente. Desde Belén invitó a los presidentes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, y de Israel, Simón Peres, a unirse a sus oraciones por la paz y ofreció "su casa" en el Vaticano para este proyecto.

"Muchos construyen la paz día a día con pequeños gestos, pequeñas cosas, muchos de ellos sufren aun sin ser conscientes de ello. Los que formamos parte de la iglesia tenemos la obligación de convertirnos en herramientas para la paz, especialmente a través de nuestras plegarias", afirmó.

Al hilo de este argumento, Francisco subrayó que construir la paz "puede ser difícil, pero vivir sin paz es un sufrimiento", antes de iniciar el rezo del Regina Coeli en la plaza del Pesebre en Belén, adonde llegó en la segunda etapa de su primera peregrinación a Tierra Santa.

Minutos después, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó que se trata de una invitación formal a ambos líderes para hablar de paz "en un sentido religioso" y dijo que la intención del pontífice es que este encuentro pueda tener lugar en el Vaticano en un breve espacio de tiempo.

"En este momento, no recuerdo que haya habido una iniciativa de este tipo", agregó.

El presidente israelí, Simón Peres señaló que "la visita del Papa, que representa el espíritu de nuestra época, es muy importante. No creo que mañana mismo haya paz pero su llegada contribuirá al diálogo porque es respetado por todas las religiones y culturas", comentó Peres.

Por otra parte, el sitio de internet del Vaticano incorporó a partir de este sábado el árabe a sus idiomas, "como regalo del Santo Padre a los fieles" de esa lengua, informó la oficina de prensa de la Santa Sede.