Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad

El chef Daniele Pinna tiene la receta del éxito en la TV

Italiano de sangre, cocinero y fiel a sus raíces, vive su vida a pura pasión. Reparte sus horas entre su restaurant y los programas de TV en "el Gourmet"

Nacido en Cerdeña, o Sardegna en Italiano, una de las islas más grandes de Europa, Daniele Pinna, el hermano mayor de la familia, comenzó su carrera de chef desde muy temprana edad.

Su primer trabajo fue a los 13 años en un bar de su ciudad natal,durante la temporada de verano, “era un desastre en casa así que después de la escuela, o en el verano, mis padres me mandaban a hacer algún tipo de trabajo”. Un año después comenzó a trabajar en una panadería, pero esta alma inquieta, rebelde de nacimiento pero fiel a sus convicciones decidió dejar su casa, con tan solo 14 años, e irse a Firenze. Al poco tiempo regresó pero no tardó mucho en volver a dejarla. Su padre, como así lo cuenta él, le dijo “bueno anda, en 3 meses te espero acá sucio y sin un centavo”;“volví a los dos años”.

Estuvo en Florencia, o Firenze, como él la llama, Milano (Milán), Bologna (Bolonia), siempre intentando buscar el camino por la parte gastronómica, ya que al ser hijo de familia de cocineros, era el área en el cual se sentía más cómodo.

“Ya sabía lo que tenía que hacer y podía ganar un poco más, sin embargo en ese momento no lo registraba como un trabajo que amaba o que me gustara, creo que nadie a esa edad piensa en tener un futuro con su trabajo”.“No estoy acostumbrado a que me enseñen las cosas sentado en un banco, siempre preferí estar al lado de la persona y aprender.”

Su ruta gastronómica lo hizo llegar a países como Inglaterra, España y varias ciudades de Italia. Allí siempre trabajó como empleado, pero asegura que ese es el mejor aprendizaje para un cocinero.

“Siempre trabajé como empelado de los demás, pero es un muy buen aprendizaje, aprendes a tratar al cliente, a portarte en consecuencia, y no como hacen en algunos lugares que te lanzan las cosas en los platos, eso es porque no tienen escuela y lo hacen solo para ganar unos mangos. Es justificable, pero no los precios que ponen los dueños en relación al servicio que dan.”

De la mano de una argentina, de la cual hoy está divorciado y tiene una hija, que conoció en España, llegó a nuestro país. Al poco tiempo empezó a trabajar para Donato De Santis en “Cucina Paradiso”, la cual fue una gran experiencia y donde aprendió mucho. “Yo dejaba currículums en todos lados, y un día me llamó Donato y me dijo, empezás mañana”. “Es una gran persona”.

Sin embargo, ser padre de familia lo llevó a tomar la decisión de abrir su propio negocio gastronómico, “La Locanda”, ubicado en José León Pagano 2697, Recoleta. “La realidad es que acá, en Argentina, no vine a abrir ningún restaurant, no sabía si me iba a quedar o no, luego abrí esto y la verdad me fue bien, doy gracias que me fue bien, le doy gracias a la Argentina”.

La gran mayoría de los productos de su local los traen de afuera, y en base a eso, van cambiando la carta ya que dependen de los productos que tienen y consiguen, para de esta manera trabajar siempre con todo fresco.

La gran mayoría de los productos de mar son argentinos, “la costa argentina tiene unos productos, unos frutos de mar, que son espectaculares”. Mucho pescado, Besugo, navaja, cangrejos y almejas, son algunas de las cosas que podemos llegar a encontrar en la carta.

Trabaja con pastas italianas, huevos de campo argentino hechos biológicamente, y sémola de grano duro traído especialmente de Italia para realizar las panificaciones y las pastas. Y si hablamos de comida, no puede faltar el vino.

“Trabajamos con una gran variedad de vinos traídos de Europa, no solo de Italia, también Francia Portugal y España”

La gran mayoría de las recetas que se realizan en su restaurant son familiares, nada de libros de cocina, llenas de historia y pasión. Se basa en una cocina sarda, una combinación de culturas, todas fusionadas en una sola Isla. “Nuestra comida no es solo italiana sino una fusión bastante importante mediterránea. “

Gracias a la gran personalidad y sabor que tienen sus recetas y su carta, le llegó la propuesta de trabajar en televisión, de la mano de una periodista habitué de su local. Así luego de varias pruebas, “el Gourmet” decidió contratarlo, “Al principio no quería aceptar, dije varias veces que no, tenía que involucrarme en dos cosas distintas y no sabía cómo hacer”.Hoy tiene tres programas al aire, “A casa mia”, “La vera pizza”, e “Italia y España”, en el que comparte la cocina con el español Borja Blazquez.

Rústico, como él se define, asegura que lo que no puede faltar en su mesa es el pan y el vino, y como buen italiano, su comida preferida es un buen plato de pastas con pomodoro.

Sin dudas, Daniele Pinna, cocinero de nacimiento, gracias a su fuerte personalidad, su rebeldía y simpatía, logró y logra conquistar los corazones de todos en cada programa y nos deja satisfechos y contentos a la hora de degustar sus platos.