Región:
Mundo
Categoría:
Política

Advierten peligro radiactivo en planta nuclear norcoreana

Investigadores norteamericanos basados en imágenes satelitales dijeron el principal reactor nuclear de Corea del Norte, Yongbyon, parece haber sufrido problemas de suministro de agua que podrían provocar una fuga radiactiva en caso de accidente.

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón advirtieron a Corea del Norte contra cualquier tipo de provocación en momentos en que el Instituto Corea-EEUU de la Universidad Johns Hopkins, basado en imágenes satelitales, afirmó que el complejo Yongbyon, parece haber sufrido problemas de suministro de agua que podrían provocar una fuga radiactiva en caso de accidente.

Se trata del principal complejo nuclear norcoreano.

Representantes de los tres países, que se reunieron en Washington tras un nuevo período de tensión con Pyongyang, condenaron el reciente ensayo de misiles norcoreano y pidieron nuevamente el cese de su programa de armas nucleares.

Las tres naciones "urgieron a Corea del Norte a abstenerse de realizar más acciones amenazantes".

El informe del centro de estudios indica que el complejo Yongbyon parecen estar luchando para garantizar un suministro estable de agua tras las fuertes lluvias e inundaciones del pasado verano, y que ello plantea riesgos específicos al primer reactor de agua liviana de Corea del Norte, que -señala- se halla cerca de su vida útil.

El régimen no tiene experiencia para lidiar con "la rápida pérdida del agua que se emplea para enfriar el reactor (...), lo que podría resultar en un serio problema de seguridad", escribió el analista Nick Hansen en el blog del instituto, 38 North.

Corea del Norte tiene más experiencia con su recuperado reactor de producción de plutonio en Yongbyon, pero la "falta de hermetismo del contenedor podría conducir a un escape de radiactividad, incluso en caso de pequeños accidentes".

El análisis público del instituto tiene lugar después de que la presidenta surcoreana, Park Geun-Hye, advirtiera que Yongbyon podía ser testigo de un desastre del estilo de Chernobyl, uno de una larga serie de comentarios que enojaron al régimen de Pyongyang, cuyos medios oficiales la acusaron de divulgar "sandeces sin sentido".