Región:
Europa
Categoría:
Sociedad

Cuando se excita el vestido se hace transparente

Las prendas Intimacy 2.0 combina la tecnología y los sentimientos. Si ella se excita el vestido se hace transparente

El diseñador holandés Daan Roosegaarde acaba de lanzar un proyecto que combina la moda con la tecnología. Una serie de vestidos provocadores llamados Intimacy 2.0. El artista explicó que busca una forma de "explorar la relación entre la intimidad y la tecnología".

Con láminas electro sensibles. Estas últimas están dotadas con sensores escondidos, capaces de captar ciertas alteraciones físicas que suceden en las personas cuando están excitadas sexualmente. Ante el aumento del ritmo cardíaco y la temperatura corporal, las e-láminas pierden su oscuridad y se vuelven transparentes.

EMOCIONES AL DESNUDO

Pero la excitación sexual no solo provoca estos cambios, los trajes inteligentes también muestran pérdida de tonalidad cuando el usuario siente miedo, ansiedad o una gran emoción.

Roosegaarde toma muy en serio el uso de Intimacy 2.0 y confía en que las prendas podrían llamar la atención más allá de un concepto, y ser adquiridas y usadas por compradores. Para ello, los prototipos iniciales de Intimacy tenían sensores en toda la prenda, pero en la nueva versión solo el torso tiene la facultad de la transparencia.