Región:
Asia
Categoría:
Política

Elecciones presidenciales en Afganistán

Pasarán al menos seis semanas antes de que los votos sean contabilizados

Las elecciones presidenciales afganas terminaron el sábado en medio de suspiros de alivio, puesto que los ataques de rebeldes talibanes fueron menores de lo esperado para un evento que supondrá el primer traspaso democrático de poder en un país asolado por los conflictos durante décadas.

Pasarán al menos seis semanas antes de que los votos sean contabilizados a lo largo del montañoso territorio afgano y se declare el resultado final en la contienda para encontrar al sucesor del presidente Hamid Karzai.

Este podría ser el comienzo de un periodo potencialmente peligroso para Afganistán, en momentos en que el país asediado por la guerra necesita desesperadamente a un líder que contenga para violencia mientras las tropas extranjeras se preparan para abandonar el país asiático.

"Hoy probamos al mundo que este es un país movido por su pueblo", dijo Karzai, que vestía su conocida túnica tradicional verde, en comentarios divulgados por la televisión local.

"En nombre de este pueblo, agradezco a las fuerzas de seguridad, a la comisión electoral y a las personas que ejercieron la democracia y (...) que dieron vuelta la página en la gloriosa historia de Afganistán", sostuvo.

Uno de los ocho candidatos debe lograr más del 50 por ciento de los votos para evitar una segunda vuelta contra su rival más próximo.

La amenaza de los talibanes de sabotear el proceso con ataques y asesinados no se concretó y los incidentes violentos fueron mucho menores en escala de lo que se temía.

La participación ascendió a siete millones de personas desde las 12 millones elegibles para votar, o cerca de un 58 por ciento, según las estimaciones preliminares, dijo a periodistas el jefe de la comisión electoral, Ahmad Yousuf Nuristani.