Región:
Asia
Categoría:
Política

Posición de Taiwán frente a las protestas por acuerdo con China

Autoridades anunciaron que el acuerdo está siendo revisado por el Yuan Legislativo, respetando la división de poderes. El Presidente Ma, por su parte, propuso un mecanismo de cuatro etapas para la supervisión y comunicación a través del Estrecho

El Gobierno de Taiwán reconoció la preocupación mostrada por los estudiantes y el público en general por los asuntos nacionales, específicamente, el Acuerdo de Intercambio de Servicios (TiSA) a través del Estrecho de Taiwan. Asimismo, hizo un llamado para que las opiniones sean expresadas por medios racionales, pacíficos y democráticos. Según destacaron, el Gobierno está dispuesto a entablar un diálogo democrático y racional con todos aquellos que sostienen puntos de vista diferentes; pero dijeron que "no puede aceptar la toma de la cámara del Yuan Legislativo por estudiantes como una exigencia al diálogo".

En un comunicado hicieron énfasis en que Taiwán es una nación democrática gobernada por el Mandato de la Ley. El TiSA se encuentra ahora bajo revisión por parte del Yuan Legislativo. Las diferentes opiniones entre los partidos gobernante y opositores, así como de los diferentes sectores de la sociedad, deben resolverse a través de los procedimientos legislativos normales del Yuan Legislativo, hasta alcanzar un consenso. El mecanismo de negociación interna del Yuan Legislativo puede conllevar a un final pacífico de la disputa, respetando la división de poderes.

El presidente Ma ha manifestado públicamente su apoyo a la institucionalización de un mecanismo para supervisar los acuerdos a través del Estrecho. También hizo un llamado a los miembros del Yuan Legislativo, de los partidos gobernante y de oposición, para que completen esto antes de finalizar el actual período de sesiones de la Legislatura.

De hecho, la bancada del Kuomintang en el Yuan Legislativo propuso el 19 de febrero un mecanismo de cuatro etapas para la supervisión y comunicación a través del Estrecho, y el Yuan Ejecutivo ha manifestado que también está dispuesto a aceptarlo. El mecanismo será un procedimiento de operación estándar para la supervisión pública de los acuerdos a través del Estrecho antes que sean remitidos al Yuan Legislativo. El mismo incluye cuatro etapas:
1. durante el proceso de la formación del asunto, cuando el contenido de un acuerdo está tomando forma;
2. la comunicación entre las agencias pertinentes durante las negociaciones;
3. el informe ante el Yuan Legislativo sobre el contenido principal antes de la firma del acuerdo;
4. y después de la firma, la revelación de información detallada que se considere como sensitiva en las etapas anteriores.

Este mecanismo de supervisión cubre la comunicación interna entre las agencias administrativas, la interacción entre los ramos ejecutivo y legislativo, y las explicaciones al público. El Consejo para los Asuntos de China Continental ya ha delineado medidas concretas para institucionalizar esos procedimientos, que serán anunciados el público a inicios de abril.

En el futuro, los acuerdos a través del Estrecho que aún no hayan sido firmados, o que ya han sido firmados pero aún no han sido remitidos al Yuan Legislativo para su revisión, podrán ser sujetos a un mejor proceso de supervisión. Sin embargo, con respecto a los acuerdos que ya han sido firmados y remitidos al Yuan Legislativo para su revisión, el proceso de revisión legislativa y supervisión antes mencionado podrá seguir adelante simultáneamente sin problema alguno.