Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Internet es el camino de la empatía entre el hombre y la maquina

Un informe del Instituto Vint asegura que en 2020 alrededor de 50.000 millones de objetos estarán conectados a internet

Los actuales dispositivos de mano serán sustituidos por terminales insertados en el cuerpo humano para recibir y emitir información, lo que creará un sentimiento de empatía entre el hombre y las máquinas.

Un informe del Instituto Vint asegura que en 2020 alrededor de 50.000 millones de objetos estarán conectados a internet.
En la nueva era tecnológica abierta con el denominado Internet de las cosas se produce un nuevo tipo de relación entre el ser humano y los objetos que le rodean, diluyendo las fronteras entre hombre y máquina.
Según este estudio, denominado “Emphatic things”, la nueva forma de conectarse hará que la relación con los objetos sea más personal e íntima. Esto llevado al mundo empresarial, ayudará a las entidades públicas y privadas a comprender mejor la situación particular de sus clientes. “Empresas y consumidores, gobiernos y ciudadanos están interactuando de una forma cada vez más personal. Con el aumento de la empatía con los objetos, los límites entre el hombre y la máquina se difuminan. La vida se hace más fácil, los sentidos se agudizan e incluso se crean otros nuevos”, explica Menno van Doorn, director de Vint.
El informe de Vint prevé que unos 50.000 millones de objetos estarán conectados a Internet en el año 2020, lo que repercutirá en unas cifras de negocio que oscilarán entre los 3.300 y los 10.600 millones de euros. Para el director del Instituto Vint y coautor del informe, Menno van Doorn, la rápida adopción de las redes sociales, de los dispositivos móviles y el creciente análisis de datos y la nube está revolucionando la sociedad de la información.
Vint ha identificado seis categorías de lo que han denominado “cosas empáticas”, definidas en función del lugar que ocupan en nuestro cuerpo y del tipo de información que reciben y producen: wearables (adjuntas a la piel, proporcionan una visión en datos corporales tales como el ritmo cardiaco); augmentables (complementan los sentidos con datos procedentes del entorno del usuario); surroundables (combinan datos del cuerpo del ser humano con información externa); enchantables (objetos cotidianos equipados con tecnología inteligente); swallowables (convierten los datos del cuerpo en un identificador digital); y biohackables (implantados bajo la piel para mejorar el desarrollo humano).