Región:
Europa
Categoría:
Política

Murió Adolfo Suárez

El Rey ante la muerte de Suárez: “Mi dolor es grande. Mi gratitud, permanente”

El ex presidente del gobierno español Adolfo Suárez, tenía 81 años y fue figura clave en la transición a la democracia.

Suárez fue el primer jefe de gobierno electo democráticamente en España después de décadas de gobiernos de derecha al mando del general Francisco Franco. Fue el artífice de un gran proceso de reconciliación nacional.

Suárez había estado sufriendo un proceso degenerativo asociado con la enfermedad de Alzheimer desde hace unos 10 años, había informado previamente su hijo Adolfo Suárez Illana. El viernes, su hijo dijo que la condición de su padre había empeorado y que se esperaba que falleciese en cuestión de días.

Suárez es considerado uno de los grandes arquitectos de la España moderna. Entre 1976 y 1981 lideró junto al rey Juan Carlos un proceso conocido como transición, en el que consiguió poner de acuerdo a dos Españas antagónicas: la que permanecía afín al régimen Francisco Franco y la vinculada al bando republicano y de izquierdas, que perdió la guerra civil (1936-1939) y fue sistemáticamente maltratada y perseguida durante la dictadura (1939-1975).

"Esos dos hombres (Suárez y el rey) cambiaron el rumbo de la historia", dijo Suárez Illana visiblemente emocionado sobre el legado de su padre. "Sin ellos España no hubiera volado ni tan alto ni tan lejos".

Suárez, licenciado en Derecho y político de vocación, fue nombrado presidente por el rey en 1976 para encabezar la instauración de un sistema democrático de monarquía parlamentaria tras la muerte de Franco un año antes. Franco había legado la jefatura del Estado a Juan Carlos.

“Mi dolor es grande. Mi gratitud, permanente”

Parte del texto del mensaje del Rey:

"El fallecimiento de Adolfo Suárez me llena de consternación y de pena. Tuve en él a un amigo leal y, como Rey, a un colaborador excepcional que, en todo momento, tuvo como guía y pauta de comportamiento su lealtad a la Corona y a todo lo que ella representa: la defensa de la democracia, del Estado de Derecho, de la unidad y la diversidad de España. Mi gratitud hacia el Duque de Suárez es, por todo ello, honda y permanente, y mi dolor hoy, es grande.