Región:
Mundo
Categoría:
Tecnología

Houston, tenemos un problema....y mal olor

Un semanario científico advierte sobre la peligrosidad de los gases estomacales en una misión al espacio

Los gases estomacales en tierra no son gran cosa, dice la revista Discover (curiosidades de la ciencia). El olor, inofensivo y se disipará rápidamente. Pero los astronautas tienen un problema con cada gas y se convierte en una bomba de tiempo. Los gases son inflamables y pueden convertirse rápidamente en un problema en una pequeña cápsula presurizada en la mitad del espacio en el que sus gases no tienen dónde ir. En un antiguo programa espacial de la década de 1960, los científicos alimentaron a los astronautas con una dieta especial con una "fórmula suave." Ellos encontraron que la dieta "espacio" reducía realmente la posibilidad de producir los gases y de complicar la situación en las naves espaciales y los trajes de presión.

Los gases intestinales no olvidemos, son inflamables. Se componen principalmente de hidrógeno (H2) y metano (CH4), y esto es algo que no puede estar flotando en una pequeña cápsula cerrado y presurizado en el medio del espacio ... El fuego es uno de los mayores enemigos que puede enfrentar en el espacio.

Dice Wikipedia:

Es el gas del estómago, comúnmente llamado pedo. La mezcla de gas que al ser expulsado por el ano genera un sonido y / o el olor característico. Esta mezcla se origina a partir de gases producidos ingeridos y otros gases, de los alimentos, a partir de bacterias y levaduras que viven de manera simbiótica en el tracto gastrointestinal de mamíferos.

Traslation Belén Zapata