Región:
Asia
Categoría:
Sociedad
Article type:
Opinión

Claves del misterio por la desaparición del avión de Malaysia airline

Cuestionan a las autoridades de Malasia por el avión perdido

Las ultimas informaciones sobre el vuelo MH370 de Malaysia Airlines han reavivado las dudas sobre por qué los militares de Malasia no se dieron cuenta al instante de lo que estaba ocurriendo y puso de relieve algunas de las grietas más frecuentes en las defensas aéreas en una región en la cual se posan las miradas sobre la defensa y la seguridad.

Ahora conocemos que un radar malasio de origen militar rastreó un contacto no identificado que voló a través del espacio aéreo del país. La investigación se confirmó que era el vuelo MH370. Sin embargo no se tomó ninguna acción.

Desde el 11 de septiembre de 2001, luego del atentado contra las torres gemelas en Nueva York, las defensas aéreas de todo el mundo han estado en alerta en caso de que un avión sea secuestrado para un ataque similar a un objetivo importante. Y pocos objetivos tienen más prestigio que las torres gemelas Petronas en el centro de Kuala Lumpur.

La cuestión es la siguiente ¿que estaba haciendo la Fuerza Aérea de Malasia cuando el vuelo MH370 desapareció? Como mínimo, al momento de dar la vuelta sin avisar en lo más alto de su ascenso, tendrían que haber sonado las alarmas en los centros de control militares.

Cuando esto haya terminado y se devele el misterio, el gobierno malasio tendrá un gran dolor de cabeza, porque deberá explicar su accionar, especialmente en lo que hace a la vigilancia de su vasto espacio aéreo. Militares de varias naciones involucradas en la búsqueda del Boeing 777 están cuestionando el alcance de la cobertura y los procedimientos del radar en el país. El ministro interino de Transportes de Malasia, Hishammuddin Hussein dijo que "Este es un caso sin precedentes podría cambiar la historia de la aviación. Creo que todos tenemos lecciones que aprender".

Aparentemente, el avión en algún momento se dirigía hacia las islas indias de Andamán y Nicobar. Pero se informó que los radares militares podrían no haber estado siquiera operativos, ya que el nivel de amenaza era percibido como bajo.

En lugares de espacio aéreo más alertas, como América del Norte y Europa, se lleva a cabo un monitoreo constante. Y hay una cooperación entre controladores de tráfico aéreo militar y civil.

El procedimiento es si los operadores de radar militares detectan un contacto no identificado, empiezan las consultas con la aviación civil para saber si hay alguna lectura de transponder que permita su identificación. Si la respuesta es negativa, el paso siguiente es ponerse en contacto con el avión por radio y de no haber respuesta, en última instancia, se organizan aviones de combate. Todos estos procedimientos, fueron ejercitados con durante la Guerra Fría y se han perfeccionado desde el 11 de septiembre de 2001.