Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Misterio y sospechas sobre el avión de Malaysia Airline

Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad
Autor/es:
Por George Kissemme
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Expertos hablan de la computadora de cabina reprogramada, la utilización de la sombra de otro avión para ocultarse y la responsabilidad de los pilotos

Son muchas las hipotesis y cada sía se conoce una nueva, como por ejemplo la que señala que una computadora que reprogramó la ruta de vuelo o la utilización de la “sombra” de otro avión podrían ser parte de las estrategias de quienes hicieron desaparecer de los radares a la aeronave con 239 personas a bordo.
Aquellos que no creen en la teoría del "accidente", buscan otras explicaciones como el experto en navegación aeronáutica estadounidense, Keith Ledgerwood, que apunta en su hipótesis para explicar la desaparición del aparato que tras desviarse de su ruta, el avión de Malaysia Airlines -con 239 personas a bordo- utilizó la ruta de otro avión del mismo modelo y fabricante -un Boeing 777-200 tipo ER- para pasar desapercibido.
La ruta que habría utilizado habría sido la del avión de la aerolínea Singapore Airlines que cubre la ruta entre Singapur y Barcelona.
El ministro de Defensa y titular interino de Transportes de Malasia, Hishamudin Husein, explicó en rueda de prensa que le informaron l

os investigadores que están cada vez más convencidos de que el avión fue desviado quizá a miles de kilómetros de su curso por alguien con un profundo conocimiento de los Boeing 777-200ER y la navegación comercial.

El avión desaparecido de Malaysia Airlines podría haber llegado a Laos, el mar Caspio, el sur del Índico o Sumatra.

En tanto, La inteligencia estadounidense se está inclinando hacia la teoría de que el piloto y el copiloto del Boeing 777 de Malaysia Airlines son de algún modo responsablea de la desaparición del avión.

Los investigadores analizan los perfiles de los 227 pasajeros y de los 12 miembros de la tripulación que se encontraban a bordo, estudiando en particular la pista de un eventual sabotaje, aunque nada ha quedado del todo descartado.

La personalidad y la vida de los dos pilotos, el comandante Zaharie Ahmad Shah, de 53 años de edad, y su copiloto, Fariq Abdul Hamid, de 27 años, son examinadas detalladamente por los investigadores e, inclusive, por los medios de comunicación.