Región:
América
Categoría:
Turismo

Crece el 25% la oferta aérea en Chile

Un incentivo es, sin duda, la política de cielos abiertos que tiene Chile y la posibilidad de todos los países de hacer cabotaje, es decir, de hacer tramos dentro del país

En cinco meses, cuatro nuevas líneas aéreas internacionales habrán iniciado sus operaciones en Chile, ampliando la oferta de transporte en un 25%, logrando de esta manera un aumento del turismo y precios más competitivos para los chilenos en sus viajes de larga distancia.

“Un incentivo es, sin duda, la política de cielos abiertos que tiene Chile y la posibilidad de todos los países de hacer cabotaje, es decir, de hacer tramos dentro del país. Esto obliga a las líneas locales a comportarse como si hubiera competencia y, por lo tanto, a tener precios competitivos”, comentó Jaime Binder, secretario ejecutivo de la Junta de Aeronáutica Civil (JAC).

La Primera línea aérea que comenzó con esta tendencia fue Buquebus (BQB) a mediados de diciembre, luego KLM en febrero. A ellas se sumará el 16 de abril Air Europa -con vuelos a Madrid y Salvador de Bahía- y, tras varios permisos denegados finalmente se incorpora a la oferta Peruvian Airline.

En 2012, llegó la australiana Qantas provocando un aporte cuantitativo al trafico aéreo del aeropuerto Arturo Benítez, posteriormente se produjo la fusión de LAN con la brasileña TAM. Estos hechos marcaron un punto de inflexión para el aumento del volumen de los viajes.

Previo al arribo de estas compañías, cuatro aerolíneas operaban en Chile. Desde comunicaciones del aeropuerto de Santiago señalan que con estos ingresos representan un crecimiento de un 25%, llegando a 19 actores. El aeropuerto aún tendría capacidad en pista para recibir nuevos vuelos, en tanto la terminal de pasajeros se está remodelando para absorber el creciente tránsito, por turismo o negocios.

La aerolínea española Air Europa ya cuenta con su certificado y ha elegido Chile porque tiene una economía sólida y una demanda importante hacia Europa. Los directivos prometieron cubrir la demanda desde Madrid y transportar turistas a disfrutar de Chile.

Luego de 14 años, KLM volvió para volar desde febrero tres veces a la semana a Ámsterdam uniendo todo el norte europeo y Asia. Desde la compañía señalaron que se privilegia a los países emergentes en América Latina y entregando una oferta complementaria a los chilenos. Además las autoridades del mencionado país destacaron la importancia de contar con un producto de calidad y a precios competitivos.

En cuanto a las tarifas todavía no es posible calcular en cuánto podrían disminuir, pero de acuerdo a la premisa de mas competencia más oferta de tarifas hay cierto optimismo en la baja de los precios.

Ampliar el mercado de líneas aéreas es una prioridad para los privados que plantearán al nuevo gobierno. Según las estadísticas, la llegada de turistas extranjeros a Chile creció sólo un 0,4% el 2013, muy lejos de Perú (11%) y Colombia (7,5%). A raíz de estos números la competitividad aérea es un tema que los jugadores del sector quieren imponer en la agenda de la presidente Michelle Bachelet.

Este fenómeno va acompañado con el pedido de varias empresas internacionales que están tramitando el certificado como operador aéreo que otorga la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), requisito para operar comercialmente desde suelo nacional. Estas empresas son en su mayoría de carga. El costo del trámite es bajo comparado con otras regiones y a raíz de este incentivo 35 líneas aéreas han empezado el trámite.