Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad

Impulsan ley que prohibe cirugías estéticas a menores de 18 años

El objetivo primordial de esta ley es garantizar el derecho a la salud a través de la prohibición a menores de edad de realizarse cirugías estéticas que responden a patrones meramente culturales y no son necesarias para su salud física o psíquica

Se presentó al parlamento argentino un proyecto de ley de "Restricción de las cirugías estéticas en personas menores de edad", una iniciativa que prohíbe estas intervenciones en niños y adolescentes.

La norma se refiere en forma exclusiva a las operaciones de índole estético, quedando exceptuadas las cirugías reconstructivas, reparadoras y terapéuticas. Es decir, se excluyen los casos en los que la imposibilidad de realizarse una cirugía estética pueda repercutir en la salud y en el desarrollo físico y/o psicosocial del niño o adolescente.

La iniciativa fue presentada por la diputada nacional Mara Brawer (FPV).

El panelista Juan Carlos Volnovich, especialista en psiquiatría infantil dijo que “la polémica que despertó esta ley refleja como la inclusión o la exclusión social se juega en torno a la proximidad o distancia de un valor estético determinado. Esta ley rompe con la naturalización de las prácticas que conducen a cumplir con un ideal de belleza impuesto y que, en muchos casos, implican que las mujeres se sometan a la mutilación de sus cuerpos”.

“Por otra parte, es importante destacar que esta norma considera a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho y no como objetos de consumo o de deseo”, finalizó Volnovich.

Respecto del límite a los 18 años de edad, el doctor Armando Pomerane, especialista en cirugía plástica, reconstructiva y de quemados explicó: “Se estima que la madurez puberal en la mujer culmina a los 18 años. Para una cirugía estética se requiere del paciente la madurez corporal, además de una profunda reflexión propia y de su círculo familiar”.

Sobre la libertad de los chicos o de sus padres a decidir, la abogada Marisa Herrera, investigadora del Conicet y especialista en Derecho de Familia afirmó: “Esta norma no viola la patria potestad, porque la ley presume que una persona es capaz para decidir sobre su propio cuerpo a partir de los 18 años”.

A su turno, la psicóloga y docente Mirta Marina, coordinadora del programa educación sexual del ministerio reflexionó: “La polémica en torno a esta ley puede llevar a una reflexión de la comunidad educativa. De hecho considero que la escuela es un lugar para discutir esta ley y sus fundamentos”. “Desde mi óptica, apoyo esta iniciativa porque cuida, protege y promueve la autovaloración de niños y adolescentes”, finalizó.

Como cierre del evento, la autora de la ley Mara Brawer sintetizó: “El objetivo primordial de esta ley es garantizar el derecho a la salud a través de la prohibición a menores de edad de realizarse cirugías estéticas que responden a patrones meramente culturales y no son necesarias para su salud física o psíquica”. “Esta norma habla de un Estado presente, que cuida a las nuevas generaciones diciendo no a un riesgo, (porque toda cirugía lo implica por mínima que sea) absolutamente innecesario”, concluyó.