Región:
Asia
Categoría:
Economía

El gobierno japonés alienta aumentos salariales

Los aumentos salariales serán el punto de partida para el tercer pilar de la política económica del primer ministro Shinzo Abe. Dicho pilar es la estrategia de crecimiento empresarial

Desde la crisis de 2008 desatada por la quiebra de Lehman Brothers las grandes compañías japonesas no han subido los salarios. Sí lo hicieron las pequeñas empresas con la intención de garantizarse la mano de obra necesaria. Si las grandes firmas deciden incrementar el salario mínimo es posible que las pequeñas empresas ofrezcan mayores sueldos.

Los aumentos salariales serán el punto de partida para el tercer pilar de la política económica del primer ministro Shinzo Abe. Dicho pilar es la estrategia de crecimiento empresarial. El Gobierno espera que un aumento de los salarios estimule la demanda y el consumo, lo que, a su vez, podría favorecer un aumento de las ventas y, por ende, de los beneficios. Esto, según las previsiones del Gobierno, alentaría a las empresas a poner en marcha una nueva estrategia de crecimiento.
Esta semana está previsto que muchas empresas respondan a las solicitudes de los sindicatos. En opinión de algunos analistas, algo menos de la mitad de las firmas aceptará todas las peticiones sindicales y otras, probablemente, tan solo den luz verde una subida del salario base.

El aumento del salario básico conllevará una subida de los sueldos mensuales. Sin embargo, apunta el analista, esto no será suficiente para contrarrestar de inmediato los efectos del incremento del impuesto al consumo, que supondrá unos 775 dólares de carga extra al año para cada unidad familiar.
Como el incremento del salario base hará que aumenten los ingresos del núcleo familiar también en los años sucesivos, puede decirse que la subida impositiva se verá neutralizada. Esto, para los asalariados, es un alivio. Los trabajadores, explica el analista, prefieren un aumento del salario básico a las pagos extraordinarios, por horas extras, por ejemplo.