Región:
Argentina
Categoría:
Economía

Artículo de Le Monde dice: "Argentina, alerta roja a la inflación"

En Argentina, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, denunció ayer que "hay una tendencia y un agravio sistemático por parte de medios ultraconservadores o neoliberales y de periodistas del exterior" contra la Argentina

Así destaca en su titulo el artículo escrito por Christine Legrand, la corresponsal en Argentina del diario frances.

Esta noticia y otras, publicadas por diario norteamericanos, fueron criticadas por el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, quien dijo " "hay una tendencia y un agravio sistemático por parte de medios ultraconservadores o neoliberales y de periodistas del exterior" contra la Argentina".

La información de Le Monde lleva el titulo "Argentina, alerta roja a la inflación" y álgunos parrafos dicen lo siguiente:

"Un bloc de notas en la mano, que circulan en las estanterías de los supermercados, inspeccionando el precio de cada góndola. Estos no son clientes, pero los miembros de Cámpora, los activistas de movimientos juveniles creadas por Máximo Kirchner, el hijo de la presidenta de Argentina , Cristina Kirchner, para apoyar al gobierno peronista y jugar posiblemente choque fuerzas en las protestas.

Cristina Kirchner decidió implementar el plan "Precios monitoreados", puesto en marcha por el gobierno tras los acuerdos firmados en enero, con supermercados y establecer en el país, un precio fijo para un 80 productos básicos. Esta congelación de precios limitada trata de frenar la elevada inflación desde principios de año, después de la devaluación del peso perdido alrededor del 20% de su valor frente al dólar. La presidenta Kirchner acusa a los contratistas, los que elevar los precios arbitrariamente "por la especulación y la codicia" .

El gobierno ya ha impuesto multas por un importe de 3,5 millones de pesos (€ 324 000), con varios supermercados, entre ellos el francés Carrefour , el grupo Vea chilena y la distribución gigante EE.UU. WalMart. El presidente acusó públicamente a Carrefour y la cadena Coto argentino no cumple con los acuerdos sobre precios. Los carteles con la foto de los presidentes de varias cadenas de supermercados que recubren las paredes de Buenos Aires, acompañado por la leyenda: "He aquí que los que roban la billetera" .

El congelamiento de precios es un efecto limitado

Cristina Kirchner, sin embargo admitió que la congelación de los precios tiene un efecto limitado, diciendo: "Es el propio consumidor, que debe ser presentado a sus derechos y se niegan a comprar productos que aumentan. " Para los consumidores denunciantes, el gobierno ha instalado dos líneas telefónicas gratuitas. Hubo más de 100,000 llamadas de unos días. "del proceso de formación de precios de Argentina tiene un problema estructural vinculado a la concentración económica, con los precios cobrados por los monopolios " , dijo el Jefe de Gabinete de la Presidencia Jorge Capitanich.

El 13 de febrero, el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, introdujo un nuevo índice de precios de consumo , preparado a petición y bajo la supervisión, durante varios meses, el Fondo Monetario Internacional Internacional . Según las nuevas estadísticas, los precios subieron un 3,7% en enero, "el mayor incremento mensual desde doce años ", dijo el diario conservador La Nación .

Durante siete años, el gobierno negó y manipuló las cifras de inflación del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). El nuevo índice no coincide con estimaciones de las agencias privadas que calculan la inflación de 4% a 6% en enero. Pero el señor Kicillof cree que estas codificaciones privadas "no son científicas y tienen un alto contenido de la política" . El nuevo índice requerirá al gobierno a reconsiderar también las cifras de la pobreza. Oficialmente, sólo el 4,7% de los argentinos son pobres. Sin embargo, por la Universidad Católica de Argentina, hay 10 millones pobres, una cuarta parte de la población .

En Buenos Aires, los sindicatos están en pie de guerra. La inflación se ha comido los salarios. Las negociaciones salariales con el gobierno y los empleadores deben ser celebrarán en marzo. Anuncian tormenta. Todos los ojos se volvieron hacia Hugo Moyano, el poderoso líder de la Unión de los camioneros, pero se oponen al gobierno peronista Kirchner. Denunció al gobierno, argumentando cifras de inflación falsas. Él amenazó con una huelga nacional, acompañado de manifestaciones y bloqueos de carreteras para exigir 35% de aumento salarial, mientras que el gobierno propone un techo del 25%.