Región:
Mundo
Categoría:
Turismo

Lo último en cruceros: balcones virtuales con pantallas HD en camarotes interiores

La flota de cruceros Disney fue pionera en ofrecer ojos de buey virtuales en sus cabinas interiores, con pantallas circulares de 42 pulgadas en las que se mostraba un canal de vídeo con las imágenes de una cámara instalada en la popa de la nave

Recrear la navegación de un crucero en tiempo real y los diferentes momentos del día en pantallas de 80" HD instaladas en los camarotes internos.

La compañía de cruceros Royal Caribbean ha decidido mejorar la calidad de los clientes que viajan en un camarote de interior con una innovadora solución: balcones virtuales compuestos por pantallas de 80 pulgadas en alta definición desarrolladas por la empresa norteamericana Control Group que simulan con el máximo realismo el exterior durante la travesía.
Esta iniciativa parte, según los responsables de Royal Caribbean, de “escuchar a nuestros socios de Crown & Anchor Society e hicimos los cambios que nos pidieron, ofreciendo una alternativa para los pasajeros que no deseen pagar más por un camarote con balcón, más difícil de conseguir”. Desde el presente mes de febrero, la compañía ha comenzado a instalar estos balcones virtuales en 81 camarotes interiores del Navigator of the Seas, uno de los barcos de su línea estadounidense que acaba de remodelar.

Uno de los retos era que la barandilla virtual tenía que parecer que estaba fuera del ventanal, al igual que en una situación real, “y que los diferentes cambios de luz y del barco se reflejaran, lo que creaba un nuevo conjunto de desafíos visuales”, subraya.
Para superar este reto, los técnicos decidieron incorporar gráficos del movimiento del sol, así como datos del GPS de gran alcance para añadir sombras ‘reales’ y los aspectos más destacados de las barandillas virtuales.

Si el anterior problema fue relativamente fácil de resolver, el verdadero reto era reproducir el movimiento del océano. Por ello, los responsables técnicos Control Group decidieron consultar con expertos del MIT y de Harvard, “ya que teníamos que responder a las preguntas en torno a cómo la gente reaccionaría a una pantalla inmersiva en un pequeño lugar sin luz solar. Dos científicos del MIT y de Harvard nos asesoraron en el diseño de mecanismos que ofrecieran la mejor imagen pero que evitaran los desagradables efectos secundarios que se producen cuando las percepciones visuales de movimiento no se coordinan con sensaciones físicas reales”, detalla Miller.

Los diseñadores optaron por incorporar a cada habitación con balcón virtual un mando a distancia para que los huéspedes tuvieran la posibilidad de elegir visualizar las imágenes del mismo o no, así como controlar el volumen de audio que se recibe de las cámaras exteriores, si bien no pueden cambiar los puntos de vista de proa y popa que ofrecen las cámaras anterior y posterior. A este respecto, Ronnie Farzad, del departamento tecnológico y de entretenimiento de Royal Caribbean, señala que “esta decisión responde a la coordinación de las imágenes visuales con las sensaciones físicas. Al principio ni lo habíamos pensado, pero era necesario para evitar a los huéspedes caminar en la dirección equivocada y evitar una sensación molesta”.