Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

A partir de hoy en Beijing algunas parejas podrán tener su segundo hijo

La ciudad de Beijing comenzó a implementar una de las últimas resoluciones del Partido Comunista Chino permitiendo que las parejas tengan un segundo hijo si uno de los cónyuges es hijo único

Se trata de un cambio importante en la política de planificación familiar que entró en vigor hace más de tres décadas y parte de los esfuerzos por elevar la tasa de la natalidad y aliviar la carga financiera de una población que está envejeciendo con rapidez.

La ciudad de Beijing, capital de China, relajó su política de control de la natalidad, permitiendo que las parejas tengan un segundo hijo si uno de los cónyuges es hijo único.

El Comité Permanente de la Asamblea Popular Municipal de Beijing aprobó en una reunión una enmienda a las Regulaciones de Población y Planificación Familiar locales.

El gobierno municipal ofrecerá su apoyo mediante la mejora de las instalaciones de los hospitales, los jardines de infancia y las escuelas de educación primaria, y a través de la protección del derecho a la baja por maternidad de las mujeres, indicó Wang Delin, vicepresidente del Comité de Asuntos Legislativos del órgano legislativo local.

La medida fue aprobada el 28 de diciembre por el Legislativo chino, pero comenzó a regir en la ciudad recién en este viernes. La orden para las provincias, regiones y municipios del país es que la apliquen paulatinamente. Antes de Beijing lo han hecho la vecina ciudad deTianjin y las provincias orientales de Zhejiang, Jiangsu y Anhui, cercanas a Shanghái.

La política del hijo único se inició a finales de los 70 y principios de los 80 para frenar la superpoblación, pero en los últimos años expertos y legisladores chinos han abogado por su relajación, debido a problemas como el rápido envejecimiento de la población o la escasez de mano de obra.